cabecera_tipográfica_trans

25 enero 2011

Debate sobre política y redes sociales en Sevilla


Cuando se asiste a un encuentro como al que mi compañero Jesús Rodríguez y el que esto escribe acudimos ayer, celebrado en el CREA de Sevilla entre los aspirantes a la alcaldía de la ciudad, Juan Espadas, Juan Ignacio Zoido y Antonio Rodrigo Torrijos, sobre el tema política y redes sociales, siempre te quedas con la impresión de no saber cómo afrontar la crónica.

La razón estriba en que, entre tantas propuestas, manifestaciones y declaraciones de intención, uno no acaba nunca de discernir si la voluntad de implementar las herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías en el gobierno de la ciudadanía es sincera, si se trata simplemente de aprovechar una oportunidad más de captar votos para sus respectivas formaciones, o una mezcla de ambas cosas a la vez.

Sea como fuere, y a pesar de las evidentes carencias de los tres candidatos, que reconocieron abiertamente que una gran parte de su presencia en las redes sociales era gestionada directamente por sus equipos de comunicación, no se les puede negar el interés a la hora de ponerse delante de un auditorio en general bastante entendido y afrontar sus juicios y preguntas sin quedar cariacontecidos ante un eventual descubierto.

El encuentro había levantado una inusual expectación en la red, dado que estamos ante la primera campaña electoral en las municipales en la que buena parte de la lucha por el voto se va a llevar a cabo en Internet. Sin embargo, la impresión que nos queda, como muy bien explica el moderador del mismo, Luis Rull, en la entrada dedicada al evento en su blog, es que se saldó sin que se colmaran todas las expectativas. Más bien estos tres inmigrantes digitales con escasa experiencia no pudieron evitar que implantara su reinado entre los asistentes cierto aire de decepción, que se comentaba en los corros de los pasillos al final del acto.

En lo positivo, dos cuestiones, que no deja de suponer una alegría ver a los candidatos a dirigir los designios de la ciudad durante los próximos cuatro años hablando de enriquecer el debate con los ciudadanos, aumentar su grado de participación, mejorar su acceso a la red e impulsar programas de alfabetización digital sustentando todo ello en la utilización de la redes sociales y las herramientas que nos proporciona Internet. Quizás se echó en falta profundizar en el tema de cómo mejorar la transparencia de las administraciones para con el ciudadano utilizando esas mismas herramientas, que permiten un mayor volumen y flujo de información entre ambos.

También resultó un aliciente el comprobar que la red puede enseñar cuál es el camino del consenso. La charla puso de manifiesto que existen bastantes puntos en común entre las propuestas de los tres candidatos, incluso más que lo que viene siendo habitual. Precisamente por eso resulta más difícil de entender que no sean capaces de alcanzar un acuerdo que los englobe a todos y que, tras su firma, se comprometan a respaldar con el apoyo unánime del pleno, una vez esté constituido el nuevo Ayuntamiento. Con una altura de miras así, ganaríamos todos.

De entre la variedad de los temas que allí se trataron cabe destacar dos. Uno la Ley Sinde, que se negociaba durante esa misma jornada y que se aprobó finalmente con el apoyo del Partido Popular, por el que tanto el candidato socialista, Juan Espadas, como el popular, Juan Ignacio Zoido, pasaron casi de puntillas. Antonio Rodrigo Torrijos se mostró tan tajante que casi limitó su intervención a un tan contundente como escueto “no a la ley Sinde”.

El otro fue a consecuencia de una pregunta sublime que lanzó a vuela pluma el moderador del acto, Luis Rull. “¿Cómo diferencian ustedes un trol de una persona que difiere de sus opiniones?, les inquirió a bote pronto. Las caras de circunstancia de los candidatos y el escaqueo general a la hora de recoger el guante y responder la pregunta pusieron de manifiesto a las claras que los acababan de pillar en fuera de juego y levantaron las risas y el murmullo general de la sala.

Entre otras cosas, porque durante el seguimiento del encuentro mediante Twitter se pudo apreciar, como siempre ocurre en las secciones de comentarios de los medios cada vez que publican una noticia sobre alguno de ellos, una legión de seguidores a favor o en contra que lanzaban críticas o alabanzas a diestro y siniestro según se tratase del candidato afín o de los oponentes. La cuestión a determinar sería si esta organizada manifestación de simpatía o repulsa según de quién se trate tiene o no algo que ver con los equipos de comunicación de los candidatos o se forma de manera espontánea.



Por si les sirve de algo a los tres candidatos, efectuamos una pequeña encuesta al azar, vía Twitter, entre quienes siguieron el encuentro y se han prestado a participar y sin que pretenda ser una muestra significativa de nada, sino la opinión de l@s twitter@s que han respondido al requerimiento.

Las preguntas formuladas han sido:

¿Fueron creíbles los candidatos?

El 71% de los encuestados creen que los candidatos fueron poco o nada creíbles en sus posicionamientos sobre el uso de las redes sociales, frente a un 29% que cree que sí lo fueron. Algunas de las quejas esgrimidas son la lectura de sus intervenciones en un debate sobre la red, el que no dijeron nada nuevo y la presencia de los incondicionales tanto en la sala como en el seguimiento a través de la red. Aunque en general los encuestados valoran el esfuerzo de los candidatos por aprender, no aprueban el que la gestión de sus redes sociales sea llevada por sus equipos. ¿Cómo se puede conocer a alguien a través de una red social que no es gestionada por él mismo?, se preguntan. También hay un deseo mayoritario de que la campaña sea limpia, sin la habitual invasión de trols simpatizantes de uno y otro.

¿Qué propuesta echaste en falta?

Aquí las respuestas han sido variadas y generosas. Las ideas más destacadas:

Apostar por la formación de los funcionarios en redes sociales.

Incentivar la innovación y proactividad en la administración, apoyar el talento colectivo y situar en el centro al ciudadano.

Implementar el software libre.

Una alternativa diferente a las tres de siempre.

Alguien que realmente crea en el poder de las redes sociales

Geolocalizadores para problemas referentes al tráfico y al acerado.

Implementación de más herramientas de atención al ciudadano.

Convertir Sevilla.org en instrumento y centro aglutinador para los ciudadanos y los visitantes.

Celebración de un debate en la red durante la campaña electoral y retransmisión de plenos y juntas de distrito.

Un compromiso por parte de los tres para celebrar otro debate en 2012

Más integración con la ciudadanía a través de las redes sociales.

Más información sobre el uso que harán de las redes sociales.

Más OpenGov.

Acercamiento de las nuevas tecnologías a las zonas más humildes.

Una explicación de qué entienden por red neutral y su posicionamiento al respecto.

¿Quién te pareció el más entendido?

El 82% respondieron que fue Juan Espadas quien les pareció más entendido en la materia, frente al 18% que escogieron a Juan Ignacio Zoido. Antonio Rodrigo Torrijos es quien la gente cree que peor se maneja en estos temas.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si se hace una encuesta con mayoría socialista los datos no tienen sentido.

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: primero, he advertido en el post que no es significativa de nada. Segundo, ha participado todo el que ha querido libremente. Incluso tú puedes opinar aquí en los comentarios, si quieres.