cabecera_tipográfica_trans

19 mayo 2009

El Correo de Andalucía y el periodismo domesticado



Periodismo a la sombra del poder, domesticado como las bestias mansas de un pesebre. Esto es lo que ha hecho El Correo de Andalucía, decano de la prensa sevillana, en el tratamiento informativo del cierre por parte del Consejo de Administración de Tussam de los expedientes a los ocho trabajadores por los incidentes ocurridos en la huelga de 2007.

La Audiencia de Sevilla desestimó el recurso de Tussam contra el sobreseimiento del caso y el archivo de las actuaciones, como ellos mismos reconocen en su artículo, por falta de pruebas y porque los policías encargados de la detención no fueron capaces de reconocer a ninguno de los detenidos. Que ya resulta bastante sospechoso que los mismos policías que te detienen sean incapaces de reconocerte después con un juez de por medio.

Pues por lo que se ve, a El Correo de Andalucía no le basta con una sentencia judicial en firme. Para ellos la presunción de inocencia no existe en la Constitución Española, tal vez ni la propia Constitución exista, salvo para cuando ellos tengan que tirar del archiconocido Derecho a la Información. Quizás es que los demás derechos fundamentales, los de los ciudadanos de a pie, no les merecen tal consideración.

Son los cánones por los que se rige el periodismo de pesebre, la falta absoluta de respeto a las normas y la actuación guiada por el servicio incondicional a unos intereses concretos. Es la mordaza impuesta por una línea editorial servil con el poder que le da de comer.

Este es el tipo de periodismo que pretenden que salvemos con el dinero público y de todos. El otro, el libre, el independiente que no se casa con el poder, sino que lo cuestiona y saca a la luz su podredumbre. A ése que lo jodan.

Sus intereses son lo primero, la información sólo es la excusa. Y, si es necesario, todas las reglas éticas y profesionales que rigen esta santa profesión se tiran a la basura como si de un kleenex cualquiera se tratase. Porque lo que cuenta al fin y al cabo no es más que el hecho de que, dependiendo de para qué lado sesgue la información que proporciono, consiga tal o cual objetivo.

Todavía no he visto un sólo artículo de este panfleto en el que se haya ofrecido la versión de la otra parte y, por el camino que van, me temo que no lo veré jamás. Un ejemplo más de la profesionalidad de este medio que también se hundirá irremisiblemente en su propia miseria.

Algunos se lo tienen más que merecido, aunque sólo sea por el flaco favor que le hacen a libertad de información y el Estado de Derecho.

3 comentarios:

Paco dijo...

Efectivamente, este es el periodismo amarillo que todo lo inunda y tergiversa para salvar la cara de los corrompidos y pegados al poder.
No solo no acatan las decisiones judiciales, también se permiten poner en duda lo honestidad de los policías que intervienen en los echos. intentan provocar con la famosa frase del innombrable "los rompelunas" mandando el mensaje subliminal de < somos impunes> >mi palabra es la ley>. Esa es su fuerza y su debilidad a la misma vez, ya que, cuanto mas intentan mediatizar a la opinión publica, mas descrédito acumulan.
Una vez mas leyendo la intervención del hermano de "mi hermano" Jose luis se me saltan las lagrimas de dolor e indignación. Nunca de frustración ni derrota, porque estoy seguro que los malditos pagaran caro su afrenta y tarde o temprano se hará "justicia".
Ese entramado corrompido sobre el que se sustenta el "aparejador de balsas" y los que aun lo mantienen ahí, se empieza a tambalear. la misma prensa servil que los ha protegido, hoy los ataca poniendo en primera plana a un Alcalde con cara de circunstancia, miedoso y docil, a las puertas de los tribunales.
A pesar de que se presento en los juzgados dos horas antes, quiso salir por la puerta de atrás y monto un corrillo de concejales afines en lugar apartado, no pudo evitar la foto. . Me temo que el erario municipal va a tener que abrir nuevamente la cartera al chantaje. La publicidad institucional en prensa o soporte tranviario esta al caer. Hay que lavar la cara del Alcalde. Prieta las filas, llamadas al orden, el que se mueva no sale en la foto.

Jack Daniel's dijo...

Paco: la información tiene unas reglas que todos los periodistas conocen de sobras, no pueden alegar desconocimiento al respecto. Los directivos de los medios piensan de otra manera, son empresarios que se rigen por otros criterios y así les va a los medios.
Yo ni siquiera exijo que se pongan de la otra parte, sólo que traten de ser objetivos y hacer su trabajo con dignidad. Y en este país, aunque les duela a algunos nostálgicos de tiempos pasados, todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario.
A lo que están haciendo se le conoce en el mundo periodístico como "juicio paralelo", algo que por definición está fuera de la ética periodística.
Y en este caso, también de la vergüenza torera.

Anónimo dijo...

Grego, Paco Tranquilos. Esta mañana fotocopie todos los periodicos. En especial el articulo de opinion del Correo de Anda-tutia.

El abogado ya tiene conocimiento de ello. Más no puédo deciros, mi hermano me lo impide. Mañana sacamos las pancartas de nuevo, si nos llamais por la mañana os damos mas detalles.

Un saludo y gracias.