cabecera_tipográfica_trans

18 marzo 2009

El Gobierno responde

Anteayer escribí un post en este blog titulado “No a las rebajas en derechos humanos”. En él os pedía vuestra firma para una petición de Aministía Internacional al presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que, durante las reformas previstas de la Ley de Asilo, el Código Penal y la Ley de Extranjería, no permita el recorte en materia de derechos humanos de los inmigrantes y que propiciara la toma de medidas necesarias para luchar contra la discriminación, el racismo y la xenofobia.

Hoy, dos días después, José Enrique Serrano Martínez, Director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, me remite un correo que reproduzco íntegro aquí.

Contesto al escrito que ha dirigido al Presidente del Gobierno, en el que se refiere a la protección de los derechos humanos de las personas inmigrantes, y le agradezco que, secundando una iniciativa de Amnistía Internacional, nos haya dado a conocer su preocupación por este asunto.
A ese respecto, deseo señalarle que el Gobierno considera que el fenómeno migratorio, del que estamos siendo testigos en los últimos años, constituye algo intrínseco al tiempo que vivimos, y representa una innegable oportunidad para nuestro país en los ámbitos económico, político y social, si se aborda con las medidas adecuadas.
No obstante, es evidente que este fenómeno presenta desafíos de primera magnitud para las sociedades avanzadas, más aún en el caso de España, donde la llegada de inmigrantes se ha producido en un corto espacio de tiempo.
Junto con la inmigración legal y ordenada y los indudables beneficios que supone, tanto para las personas que emigran, como para los países que les acogen, convive el drama humano de la inmigración ilegal.
En todo caso, la política de inmigración del Gobierno se basa en cuatro líneas fundamentales de actuación: la lucha contra la inmigración irregular, la gestión ordenada de los flujos migratorios, la integración de los inmigrantes, y la cooperación con los países emisores de emigrantes. Se trata de una política integral que ha tenido en cuenta los múltiples aspectos de este complejo fenómeno, y con el claro objetivo de que la llegada de extranjeros en España se produzca de forma legal y ordenada, facilitándose con ello su integración y el pleno ejercicio de los derechos y obligaciones que les son propios.
Quiero manifestarle que el Gobierno es un firme defensor de una política de inmigración basada en el respeto de los derechos humanos, altos estándares procedimentales y marcos de protección adecuados y eficaces.
En ese sentido, su compromiso se ha materializado con el Plan General de Derechos Humanos, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado día 12 de diciembre, en el que se hace referencia expresa al respeto de la igualdad y a la lucha contra la discriminación y el racismo, así como a la protección de los refugiados y demás personas perseguidas en sus países de origen, avanzando en un sistema jurídico que refuerce las garantías y permita identificar a las personas con necesidad de protección internacional.
Finalmente, le comunico que, en estos mismos términos, he contestado a todas aquellas personas que se han dirigido al Presidente del Gobierno sobre este asunto.
Reciba un cordial saludo. José Enrique Serrano Martínez. Director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno.

El significado implícito y las conclusiones sobre el contenido de la misiva os lo dejo para vosotros, que ya sois mayorcitos, sin embargo quiero resaltar la diligencia con la que se ha abordado el tema, cosa a la que no estoy demasiado acostumbrado.

Eso sí, quiero aprovechar la ocasión para pediros de nuevo que apoyéis y difundáis la iniciativa, porque creo sinceramente que merece la pena.

3 comentarios:

S. dijo...

esto quiere decir que el que tiene dinero va a seguir entrado como perico por su casa da igual si es negro moro chino verde o colorao el que tiene pasta es bienvenido

Jack Daniel's dijo...

S.: ¿nos estamos volviendo capitalistas?, no me lo creo.

S. dijo...

jajaja a mí me da que sí