cabecera_tipográfica_trans

08 marzo 2008

La lucha de la Sierra del Montsant contra los molinos de viento

La Plataforma per la Defensa del Patrimoni Natural del Priorat (PDPNP) lleva años oponiéndose a la instalación de centrales eólicas en la sierra del Montsant y exigiendo a las administraciones locales, comarcales y nacionales las inversiones que permitan un desarrollo comarcal basado en la dinamización de valores propios y en el respeto al entorno. De momento ya han conseguido la declaración del Parque Natural del Montsant, con las garantías presupuestarias que lo hagan viable, para que se convierta en la fuente de riqueza que dinamice la zona.

El Plan Director de Parques Eólicos de la Generalitat de Catalunya prevé la necesidad de producir en la comunidad, en el período comprendido entre 2000 y 2010, la energía eólica equivalente a la de una central nuclear pequeña; unos 1000 MGW.

El 80 % de los proyectos destinados a tal cometido se concentran en la provincia de Tarragona, 72 proyectos, de los cuales 18 se ubican en la comarca del Priorat. Una de las zonas con mayor densidad de proyectos de centrales eólicas es la Sierra del Montsant con tres centrales, dos en la sierra mayor y una tercera en la sierra de Espadelles.

A raíz de tal proliferación de centrales surgió un movimiento popular de oposición a la construcción de las mismas en zonas caracterizadas por su gran valor natural, histórico-cultural o social. La Plataforma per la Defensa del Patrimoni del Priorat (PDPNP) fue la primera que se creó en Tarragona, donde han ido apareciendo otras similares en las demás comarcas que ahora actúan de forma conjuntada.

Hasta el momento, sus reivindicaciones han sido asumidas por todos los partidos del arco parlamentario catalán y han logrado que el departamento de medio ambiente de la Generalitat se comprometa a elaborar un nuevo mapa de implantación eólica en Catalunya.

La propuesta alternativa elaborada por la Plataforma y grupos ecologistas de lugares susceptibles de acoger centrales de energía eólica, salvaguardando aquellos que por sus valores naturales o histórico-culturales deben ser protegidos, demostró que la energía prevista por la Generalitat se podría producir sólo en la provincia de Tarragona, sin dañar las zonas mencionadas.

La comarca del Priorat sufrió a lo largo del pasado siglo un proceso de despoblación progresivo que ha hecho que los servicios básicos que disfrutan sus habitantes sean insuficientes, cuando no deficientes. El patrimonio natural, histórico y cultural se ha constituido en referencia de identidad y en elemento cohesionador de toda la comunidad. El Montsant es el máximo exponente de dicho patrimonio, de ahí la importancia de sus conservación, ya que representa la integración del aspecto histórico y cultural con el entorno natural para constituir el paisaje.

Las plataformas conservacionistas exigieron la declaración de Parque Natural del Montsant, Prades y La Llena y plantean la necesidad de poner en práctica una gestión global respetuosa y sostenible del territorio basada sobre los pilares de la agricultura, la transformación y comercialización de los recursos primarios, el turismo de calidad y los servicios.

La Sierra del Montsant constituye uno de los recursos faunísticos más importantes de la Catalunya meridional. Situada en la comarca del Priorat (Tarragona), supone el inicio del brazo interior de la cordillera Pre litoral catalana, que se divide hacia poniente en dos ramas: una exterior, que continúa con una hilera de sierras y se hunde en el mar a la altura de Vandellós, y otra interior, que se prolonga hasta cruzar el Ebro y enlazar con las estribaciones meridionales del Sistema Ibérico. El río Montsant y el Siurana, junto con el torrente de Escaladei y el barranco de L’Argentera delimitan su ámbito geográfico.

El Montsant tiene una de las tasas de biodiversidad vegetal más elevadas de Catalunya y alberga una enorme variedad de hábitats naturales de interés comunitarios, ecosistemas representativos de los ambientes naturales de la Unión Europea cuyos estados miembros son responsables de su preservación. En un pequeño espacio reúne 7 de los 62 hábitats de interés prioritario que hay en la UE. En total existen 23 hábitats naturales de interés comunitario en la montaña, lo que representa un 12% de los 198 catalogados en el conjunto de los estados miembros.

Ahora otros fantasmas amenazan a la zona, la instalación de un nuevo cementerio nuclear, nuevos trasvases, la construcción de un almacén submarino de gas y la posibilidad de que el litoral del Delta del Ebro acoja un parque eólico marino. Frente a ellos la cultura de la defensa del territorio, muy presente y en auge en Catalunya, que ya ha hecho movilizarse a la población para tratar de impedirlo, rechazando las agresiones al medioambiente y cuestionando los modelos de crecimiento y desarrollo, además de los cauces de participación política.

2 comentarios:

LP dijo...

Gracias! de corazón
y excelente trabajo, aunque no llegaron las fotos, creo que consigues transmitir todo lo importante y quien lo lea puede entender la lucha de los habitantes de esta comarca. De nuevo muchas gracias!

Jack Daniel's dijo...

De nada LP, para eso están los blogs, para recibir la participación de todos y colaborar para cambiar las cosas.
Gracias a ti por la información.