cabecera_tipográfica_trans

25 junio 2011

La crisis griega y la derechización de Europa

El acoso y derribo a Grecia pasa ahora por aplicación de un nuevo rescate de 138.000 millones de euros, que garantizaría la financiación del Estado hasta 2014, y la concesión de un paquete de 20.000 millones de euros por parte de la Comisión Europea destinado a la promoción de empleo y la realización de obra pública.

Una paradoja que se suma a los dos rescates ya aprobados, el primero de 110.000 millones en 2010 y el segundo de 78.000 que se aplicará de inmediato, una vez que el Parlamento heleno haya aprobado la semana entrante un plan de austeridad y privatizaciones por el mismo importe.

Los beneficiarios directos de esta retahíla de millones que pululan entre condiciones indignantes de rebaja y recorte, cuando no supresión a secas, del Estado del Bienestar son los bancos. Las entidades bancarias están en un proceso de retirada en su grado de exposición a la deuda griega. En 2009, los bancos europeos exponían 500.000 millones, mientras que en 2010 han pasado a 230.000 millones, un 55% menos. Los alemanes han pasado en el mismo período de tener un 12,6% del PIB alemán en deuda periférica a un 7,5%. Los franceses del 11,4% al 7,8%. La exposición de los bancos españoles ronda los 1.000 millones de euros, el 1% del total de la deuda en manos del sector financiero internacional.

El objetivo del segundo rescate es seguir reduciendo el grado de exposición para lograr en el horizonte de 2013 que la inevitable reestructuración apenas tenga efecto en sus cuentas. En esa fecha, será el Banco Central Europeo el principal acreedor de Grecia y, por lo tanto, el que asuma el mayor grado de riesgo. En caso de pérdidas ya se sabe quién las pagará y los bancos saldrán ilesos e impolutos.

Lo más curioso del caso es que esta inverosímil pitueta financiera se lleva a cabo aún a sabiendas de que, como ha reconocido la propia Angela Merkel, fue la banca la que azuzó los problemas de Grecia con una especulación desmesurada. Pero lejos de obligarlos a pagar la factura, ni siquiera parte de ella, la canciller ya les aseguró ayer que la ayuda de los grandes bancos franceses y alemanes a los gobiernos del euro no les va a suponer coste alguno. Que para eso ya están los pagaches de los ciudadanos europeos.

Pero todos estos movimientos de dinero especulativo tienen su correspondiente y paralela lectura política, que no deja de ser significativa. En Portugal, la oposición conservadora dejó caer al gobierno socialista al no apoyar unos recortes pactados con Bruselas que, inmediatamente después de hacerse con el poder, comenzó a aplicar a rajatabla.

Grecia va por el mismo camino, puesto que el líder conservador de la oposición, Antonis Samaras, la misma que falseó las cuentas del país durante más de diez años, ya ha manifestado su descontento con las medidas anunciadas, en lo que algunos consideran un estrategia premeditada para derribar al gobierno de Papandreu y hacerse con el poder. Una actitud parecida es la del líder del PP español, Mariano Rajoy.

Todas formaciones políticas, incluidas las de Merkel y Sakorzy, que se caracterizan por aplicar medidas políticas similares, cuando no copias exactas, a las que provocaron la crisis. Otra paradoja inexplicable, como la amenazante expansión del imperio azul en la geografía política de Europa.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Parece ser que confundimos los bancos con unas ONGs que desinteresadamente colaboran en el desarrollo de un determinado pais. Los bancos, por si alguien lo ha olvidado, son empresas que tienen como objetivo principal prestar dinero y recuperarlo con intereses y, si es posible, con el menor riesgo posible, porque la cantidad dineraria que poseen no es suya, sino de miles de ahorradores que esperan, tambien con determinacion racional y logica, que allí donde estan los ahorros de su vida no se esfumen por una mala gestion o prediccion de operaciones arriesgadas. No es responsabilidad de un banco que los poderes politicos desregularan el mercado financiero, como no es responsabilidad de un empresario que el gobierno abarate el despido, como no es responsabilidad del policia de trafico ponerte una multa si estas mal aparcado y la autoridad politica entiende que ese no es lugar para aparcar. ¿ Han creado los bancos la crisis? ¿ O ha sido el poder politico que ha mirado para otro lado? Exigirle a una empresa que asuma un riesgo no debe ser decisión de un gobierno. Es como si a una empresa se le exigiera instalar una gasolinera en un pais donde todos sus habitantes se trasladan en caballos. Dijo Cristobal Montoro, ministro de economia con Aznar, que los ciclos economicos habian terminado. Lo dijo cuando el crecimeinto economico y la creacion de empleo eran constantes y la burbuja inmobiliaria estaba en su cima. Se equivocó, y ahora va por ahí dando clases de economia, pero de regular los mercados nada de nada. Y ese, es el factor principal, es mi opinion.

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: y no te falta razón. Pero sí, los bancos también pusieron su granito de arena (algunos dicen que la playa entera) en el origen de esta nefasta crisis. Tú lo has dicho, son empresas con la responsabilidad de la gestión del dinero de miles de ahorradores. Entonces, si hacen una mala gestión, concediendo créditos arriesgados, hipotecando el dinero de esos ahorradores en la burbuja inmobiliaria, ¿por qué tienen que ser salvados con dinero público?. Ese dinero es también de otro tipo de ahorradores, los ciudadanos que lo ahorran con sus impuestos para que el gobierno lo emplee en bienes comunes. ¿Por qué razón tenemos los ciudadanos que pagar la gestión ruinosa de unas entidades privadas con ánimo de lucro, que cuando obtienen beneficios son para ellos solitos? ¿Por qué, repito?

Anónimo dijo...

Permiteme que intente desmixtificar eso de que con dinero publico han sido salvados los bancos. Lo que han hecho todos los gobiernos con problemas financieros es avalar con dinero publico las posibles perdidas bancarias, pero no altruistamente, sino recibiendo ha cambio intereses por esos avales en caso de que una entidad necesitara pedirlos. Quizas la pregunta es porqué se avalan a unos bancos donde sus gestores han sido incompetntes y no a la tienda de ultramarinos que tenia contratados a tres trabajadores y que ha tenido que cerrar.Pues una vez mas es la politica la que determina a quien hay que salvar y a quien no. Luego esta la otra vertiente, la de los bancos que sí han hecho una gestion eficaz, los cuales se preguntaran porqué a los malos gestores no se les lleva a los tribunales sino que ademas se les avala, y ellos, que han sido eficaces dentro de la ortodoxia bancaria, esto es prestar dinero a interes sin aventurs especulativas, se les trata como culpables tambien de la crisis. O dicho de otra forma, para qué ser ortodoxo si puedo embarcarme en operaciones de riesgos que si salen mal estara el Estado para avalarme.Y eso es politica, por eso culaquier movimiento, como el 15M,que en algunas cosas estoy de acuerdo, debe canalizar sus propuestas por la via politica y dejar de decir esloganes facilones de "no nos representan" para que algun día sean ellos los que nos representen y hagan otra politica, esa misma qque seguro tu y yo compartimos.

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: no es que se avale a los bancos que no han gestionado bien y no a la tienda de ultramarinos que sucumbe a la crisis. Es que tampoco avalan a las familias, ni a los que se quedan sin ingresos por estar todos sus miembros en paro. Eso es política, es cierto. Y hacía allí han de ir las reivindicaciones del 15M, por supuesto. Pero ha de haber 15M para que existan dichas reclamaciones y tendremos que apoyar todos al 15M para que dichas reivindicaciones lleguen a donde deben llegar.
Por cierto, no estaría de más preguntarle a los dueños del dinero público, a los ciudadanos, si quieren que con su dinero se avalen las pérdidas de los bancos, aunque sea a un interés beneficioso. Igual se hubiesen llevado una sorpresa, como en Islandia.