cabecera_tipográfica_trans

04 febrero 2009

Imaginativa empresarial para la crisis

He vivido muchas crisis económicas desde que inicié mi vida laboral en 1980 y en todas y cada una de ellas jamás he visto a los empresarios aportar una alternativa decente y realmente imaginativa para superarlas. Por lo general, suelen acudir a la misma y manida receta de siempre.
No me extraña que lo que en otros países es un resfriado, aquí siempre acaba convertido en gripe preocupante.

4 comentarios:

S. dijo...

Hola!
Aunque no tiene mucho que ver con la entrada de hoy,he leido la entrada de Zoido y me ha entrado un cabreo...
He sufrido en mis propias carnes el gran invento de cambiar de sentido la Ronda Capuchinos.Trabajo en la macarena y la verdad es que
no sé a quién se le ocurren estas grandes ideas o si es que están aburridos. Lo que sé, es el tiempo que tardo en dar la vuelta hasta llegar a la A92.Quién me paga eso?

Un saludo

Jack Daniel's dijo...

S: Tal y como está ahora, no me extraña, el plan no está completo, falta reorientar el sentido de algunas calles y terminar el sentido único de la ronda histórica. Pero espero que cuando todo esté como debe la cosa mejore. El tráfico en Sevilla tiene poco arreglo desde luego, pero por lo menos que mejore en acceso y rapidez. Es lo que espero.

Enrique dijo...

La pregunta es ¿en qué momento de su vida no ha estado el trabajador en crisis? No conozco a ningún trabajador que cuando ha necesitado algo, haya ido a comprarlo sin necesidad de financiación, con dinero prestado y con un interés que en ocasiones cuadruplicaba el valor del producto, el estar en manos de los bancos y de los empresarios es otra forma de esclavitud de los trabajadores. Esto es un chantaje social en toda regla, ¿que ha sido de los beneficios multimillonarios de los bancos y el enriquecimiento de los patronos a costa del esfuerzo, el trabajo y las miserias del personal? Cada vez que hablan de medidas anti crisis lo que realmente van buscando es un nuevo recorte de los derechos laborales, económicos y sociales de los trabajadores, que somos los que pagamos siempre, siempre los platos rotos ¿Por qué no piden ya de una vez por toda la esclavitud total y absoluta? A todo esto los sindicatos como si no fuera con ellos, claro, como se han vuelto pusilánimes y claudicantes ante el poder, que le vamos a pedir que hagan, y aquí está el problema, que sabiendo este capitalismo usurero y cruel lo que dan de sí los sindicatos, se aprovechan sin ningún tipo de remordimiento porque entre otras muchas cosas les falta sensibilidad social. Salud.

Jack Daniel's dijo...

Enrique: me parece que con lo que ha ocurrido es necesario cambiar el enfoque del sistema, se necesita más democracia, una mayor regulación social de los sistemas del capitalismo, una redistribución importante de la riqueza y menos marginación y exclusión, etc.
En ello estamos compañero, y no cejaremos, te lo aseguro.