cabecera_tipográfica_trans

09 febrero 2009

El PP acusa al Ayuntamiento de Sevilla de desviar fondos de ayuda al desarrollo

Algunos confunden la solidaridad institucional con la caridad, con esas migajas que donamos en tiempos de bonanza para lavarnos las conciencias oficiales. Yo, sin embargo, la entiendo como un ejercicio de responsabilidad y un compromiso permanente, una herramienta útil y necesaria para cambiar el mundo.

El Partido Popular de Sevilla ha lanzado en estos días una nueva acusación de corrupción al Ayuntamiento de Sevilla, esta vez de desviar “casi un millón de euros para financiar proyectos políticos en tiranías amigas como Cuba y Nicaragua”.

Es notorio que al PP no le gusta demasiado mirar hacia América Latina, para ellos es como si allí no existiese la pobreza y la exclusión. Poco importa que se haya accedido al poder ganando legítimamente unas elecciones democráticas y libres. Para ellos son y serán siempre tiranías, porque sus ciudadanos piensan diferente. Por eso tampoco le gusta el giro hacia la izquierda que está tomando aquel continente, quizás como consecuencia directa de que fuimos nosotros quienes los colonizamos.

Además contraponen a la acusación, en un ejercicio demagógico sin precedentes, el reflejo de la crisis y sus nefastas consecuencias en la ciudad como contrapunto, para que así arda con más rapidez la mecha incendiaria. Es la forma de hacer política que tienen los populares del sur, siempre a la sombra ideológica de ese nuevo imán de la política llamado Javier Arenas.

Está claro que con la que está cayendo entre sus filas, el Partido Popular está más que necesitado de buscar asuntos que desvíen la atención de la pléyade de corruptelas, espionajes varios y demás que les están salpicando de manera directa en puertas de tres citas electorales de vital importancia para su formación.

Desde Nicaragua, Fidel Moreno, a cargo entonces del Instituto de la Juventud de Nicaragua, uno de los destinatarios de los fondos, ha declarado no recordar esa donación.

Por su parte, el gerente de la Fundación DeSevilla. López Adán, ha explicado que ese dinero "está en la tesorería del Ayuntamiento sevillano" ya que la liberación de esos fondos, que fue aprobada por el Ayuntamiento el 11 de diciembre, se producirá en mayo, porque los trámites administrativos del convenio firmado suelen tardar entre dos y cuatro meses.

También ha explicado que hablamos subvenciones "nominativas" sólo gastables por la propia fundación comprando directamente los materiales o ejecutando las construcciones previstas en los proyectos. Es decir, que "no se pueden desviar a un tercero".

Los 13 proyectos de cooperación aprobados están sometidos, según López Adán, a tres controles; uno por la consultora Deloitte, otro por parte de la Universidad de Sevilla y un tercero por el propio Ayuntamiento de Sevilla. Si no se cumpliera con la legalidad exigida a los contratos de las administraciones públicas, la fundación estaría obligada a devolver el dinero. Tanto la consultora Deloitte como la Universidad de Sevilla tendrán que emitir sendas certificaciones para demostrar si el dinero se ha invertido en el proyecto previsto y si su puesta en marcha se ajusta al precio de mercado y satisface una demanda social del país receptor.

No sé si las explicaciones del gerente de la Fundación DeSevilla saciarán la sed de sangre electoralista del Partido Popular (me temo que no), pero, ante el “difama que algo queda” en el que llevan años instalados los populares, sería conveniente que el Alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, hiciera un ejercicio de transparencia y pusiese luz y taquígrafos en este asunto, tal y como le ha demandado La Federación de ONG para el Desarrollo de Sevilla. Así a la opinión pública le quedará claro que la solidaridad de los sevillanos se emplea donde se dice. Y si hay irregularidades, para eso está la ley, para que los demagogos no se salgan con la suya y que los sevillanos no nos quedemos instalados en la eterna duda.

4 comentarios:

Zifra dijo...

Desde mi punto de vista, has contado la noticia al revés. las ONGs sevillanas están molestas por la falta de transparencia del Ayuntamiento y ese es un problema que hay que solucionar. el hecho de que el PP aproveche el tema es un asunto menor.

Saludos y enhorabuena por tu blog.

Leuma dijo...

Espero que el tema no se convierta en manipulación política, pedir transparencia en cooperación va más allá de cualquier partido.

Jack Daniel's dijo...

Zifra: así lo ha demandado la Federación de ONG para el desarrollo de Sevilla, y estoy de acuerdo, creo que lo he dicho en el post.
Lo que me parece un tanto indignante, y en el próximo post lo trataré, es el montaje de medios afines sobre el tema. Ya sé que el PP en estos momentos está necesitado de desvíar la atención a cualquier otra cosa que los libere y la disposición de ciertos medios a hacerlo.
Amén de que todo esto se hace sin denuncia alguna, cosa que no comprendo, porque de ser cierto no basta con denunciarlo ante la opinión pública; hay que ir al juzgado, al menos yo lo haría así.
Un saludo.

Jack Daniel's dijo...

Leuma: creo que ése es el enfoque adecuado. Hay que pedir transparencia y actuar recurriendo a ley. Las acusaciones al aire y en plan demagogo a mí no me valen.