cabecera_tipográfica_trans

20 julio 2010

La sentencia de José Luis Alonso

He leído con detenimiento la sentencia que declara accidente de trabajo el suicidio del compañero José Luis Alonso. Me ha llegado hoy y no he querido dejar pasar la ocasión de tener un conocimiento más profundo de los hechos.

La sentencia es demoledora y la primera sensación que te embarga a medida que la vas leyendo es la de una profunda tristeza y decepción. Decepción de las personas, muchas con responsabilidades en Tussam que no estuvieron en su día a la altura exigible a la dignidad de sus cargos y de sus ocupaciones. Si algunos de ellos tuvieran el más leve signo de decencia y de vergüenza, estoy seguro que hoy no son capaces de mirarse la cara frente a un espejo. Espero y deseo que sus conciencias, si es que existen, y la justicia se encarguen de ponerlos a cada uno en su sitio.

José Luis pidió ayuda mucho antes y después de ser detenido. Así se da por probado en la sentencia. Y la pidió a las únicas personas que podían ofrecérsela en el seno de la empresa. La necesidad de esa ayuda venía avalada por los profesionales médicos que lo llevaban tiempo tratando. Él confió en que el sentido común y la buena fe de las personas se impondrían al final. Pero se equivocó, quizás porque José Luis no conocía demasiado bien la calaña de algunas de esas personas en las que depositó su último hilo de esperanza.

En Tussam, donde el acoso y el aquí se hace lo que me sale a mí de los caprichos imperan por encima de toda lógica o ley humana o divina, ese comportamiento es el habitual. No creo que un tipo, por muy Arizaga que sea, tenga el derecho a exigirnos a quienes trabajamos allí que nos saltemos todos los códigos éticos y morales que nos han inculcado nuestros mayores.

A mí mis padres me educaron en el respeto a la dignidad humana y a la diferencia y Arizaga no puede exigirme que renuncie a la educación en la que ellos emplearon toda una vida en aras a una subida de sueldo o a un poco más de consideración por parte de la dirección. Si aceptara, me estaría convirtiendo en un mercenario y no es ni será nunca el caso.

Pero en esta empresa tan atípica y singular, en determinados rincones de la misma, ese comportamiento es la tónica habitual. Yo he visto a gente tener que tragarse su dignidad mancillada, sólo por no perder el statu quo adquirido –que no deja de ser el de un simple y vulgar empleado– por no caer en desgracia ante el omnímodo poder. Y encima han tenido la poca vergüenza de intentar aprovecharse de la situación. Muchos todavía están en ello, sin haber conseguido resultado alguno, cual piltrafas abandonadas a su suerte. Porque son tan simples que nunca comprenderán que Roma no paga a traidores.

Es contundente, pero es así. Jamás me he sentido alineado con esa forma tan sucia e indigna de concebir la empresa.

Es muy duro leer en los hechos probados de la sentencia que “el día 19 de mayo de 2009, la empresa adoptó la decisión de archivar el expediente disciplinario incoado a D. José Luis como consecuencia del archivo del procedimiento penal. La decisión no pudo ser notificada al trabajador por cuanto éste ya había fallecido”.

Me parece un ejercicio de cinismo y de chulería sin parangón, máxime cuando su viuda y sus hijos todavía hoy no han recibido ni siquiera una notificación de pésame por parte de la dirección de la empresa. Así actúan quienes el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, designa para dirigir su peculiar “ciudad de las personas”. Es la marca de impronta de la casa.

No les ha merecido ni siquiera el minuto de silencio que cualquier trabajador fallecido por accidente de trabajo en la comunidad andaluza recibe a las puertas del consistorio local. Toda una lección de ética de nuestros políticos.

Que cada palo aguante su vela.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

ÉSE ES EL DRAMA JACK , LA DESDICHA Y LA SIN RAZON QUE TODABIA A LA FECHA DE HOY ME EMBARGA. CADA VEZ QUE PIENSO COMO EL PARTIDO SOCIALISTA OBRERO MANTIENE,CONSIENTE, RETRIBUYE Y AMAMÁNTA A ÉSTE NEFASTO PERSONAJE DE LA GESTION PUBLICA EN TUSSAM.

CÓMO SABES DE SOBRA, TEMPLANZA Y SOSIÉGO DERROCHO. AHUNQUE ,CUANDO ME TOPO CON ALGUNOS DE ESTOS SUJETOS RODEADOS DE SU AURA INSTITUCIONAL Y SUS ASESORES A NOMINA DESATÁDA , ME PRODUCEN UNA IRRITACIÓN DE DOS PARES DE NARICES.

COMO BIEN TU DICES " EN LA CIUDAD DE LAS PERSONAS" NO HAN TENIDO LA DELICADEZA DE DIRIGIRSE A ÉSTA FAMILIA PARA DARLES EL CORRESPONDIENTE PESAR.

PÉRO A ÉSTAS ALTURAS DE LA PELICULA JACK NO QUEREMOS TELEGRAMAS INDECOROSOS. QUEREMOS JUSTICIA , HACERLE JUSTICIA A NUESTRO HERMANO JOSE LUIS... Y COMO ME COMENTO LLORANDO MI COMPAÑERA PERIODISTA QUE ASISTIÓ EN DIRECTO AL JUICIO... " PERO DIOS MIO COMO ES POSIBLE , QUE UN CASO TAN TERRIBLE (COMO ES EL CASO) ESTE SIENDO SILENCIADO POR EL S.O.E "

Y ÉSO ES LO MAS GRÁVE... ¿¿¿¿¿¿ PORQUE EL S.O.E LO MANTIENE, LE PAGA , LO AMAMANTA ???? Y COMO TÚ MISMO DICES .... ROMA NO PAGA A TRAIDORES.

GRACIAS UNA VEZ MAS JACK

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: gracias a ti y ánimo.