cabecera_tipográfica_trans

01 abril 2009

El decano de la Facultad de Comunicación de Sevilla no sabe qué es la pluralidad informativa

Tan sólo hace falta ser decano de una facultad de comunicación para cometer un atropello a la pluralidad informativa, una tropelía imperdonable contra la intención de objetividad que debe regir toda acción informativa.

Pues eso mismo es lo que ha hecho el decano de la Facultad de Comunicación de Sevilla, Francisco Sierra, que organizó ayer una mesa redonda sobre «Manipulación informativa y libertad de expresión en el ámbito local», sugerente título donde los haya, y más proviniendo de la facultad de comunicación, incubadora por excelencia de las futuras generaciones de periodistas de la ciudad.

En el acto participaron el profesor Ramón Reig; el ex delegado de El País en Andalucía, Román Orozco; el director de Larepública.es, Javier Parra; y el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos (IU).

El hecho no hubiera tenido más trascendencia si no fuera porque me resulta casi imposible creer que el señor Sierra, todo un decano de la facultad de comunicación, no esté al tanto de la polémica que desde hace tiempo enfrenta a Torrijos con el diario ABC de Sevilla. Eso sería lo mismo que si un cocinero de alto standing no estuviera al loro de los precios de los alimentos.

Y como no me creo que quien dirige los designios del ente formador de quienes van a manufacturar los productos de la actualidad sevillana en los próximos años no esté al corriente de lo que sucede en su ciudad –menudo ejemplo sería de ser así- me parece del todo intolerable que no haya tenido la deferencia de invitar al diario para que tuviera la oportunidad de ofrecer la otra versión de los hechos. Esto, que figura en todos los cánones escritos e imaginados sobre los principios básicos de la libertad y pluralidad informativas, parece que al decano no le entra en la sesera.

Como es lógico, Torrijos aprovechó la ocasión de que le pusieran un micrófono por delante, se adueñó de él y se despachó a gusto durante el tiempo que creyó necesario con el diario sevillano. A un partido minoritario de izquierdas no se le ofrecen demasiadas oportunidades para defenderse en de los ataques de la prensa desde un atril con suficiente repercusión mediática, como para desperdiciar una ocasión así.

Lo reprobable es la actuación del decano a la hora de organizar el acto. Si ésta es la forma de actuar de quien es el más directo responsable de garantizar que los futuros periodistas asimilen adecuadamente conceptos como libertad y pluralidad informativa, estamos apañados.

Ya lo único que me faltaría es que me suspenda en todas las asignaturas sólo por el hecho de haber atrevido a escribir esta crítica. Con esa mentalidad tampoco me extrañaría.

8 comentarios:

aLFRe dijo...

Hombre...
suspenderte suspenderte...
no creo, pero "pa mí"
que lo tienes mal :)
Nah... es broma...
además las autoridades académicas no nos leen.

No obstante yo te haría la siguiente pregunta
¿ prefieres no expresar tu opinión
sobre un asunto como este
con tal de estar tranquilo
en lo tocante a tu evaluación ?
Yo no lo creo :)
porque tu sabes que esto que te ha pasado... se volverá a repetir
una y otra vez cuando estés trabajando.

Lo de Torrijos y los medios
( no sólo es ABC...
donde por cierto,
leí una réplica suya )
es un problema de la intervención de los poderes públicos
( los políticos ) en los medios.
Lo que ellos desearían es que la prensa fuese el BOE
concluido con versos de arte mayor o loas panegíricos
y ya está.

Demuestra el tipo de políticos que tenemos... amigo.

Sigue así, te leo a veces desde el twitter, no tanto como quisiera.
Un saludo.

S. dijo...

no cunde mucho con el ejemplo el tio,no

Jack Daniel's dijo...

Gracias aLFRe, en realida lo del suspenso es a modo de ironia. En cuanto a lo de los medios, es cierto que los políticos losquisieran como el BOE y, también, que los medios querrían a las instituciones y partidos como si de suredacción se tratase. A veces son tal para cual.
Un saludo y gracias por leerme.

Jack Daniel's dijo...

S.: pues sí, mucho ejemplo no da, y si lo hace no es del mejor, por supuesto.

Zona Roja dijo...

Entonces según tú, la parcialidad, la manipulación, la mentira, la falta de rigor, de profundidad... que padece la prensa, es culpa de los decanos de las facultades de comunicación.

Según tú, el no haber invitado al ABC a esa conferencia, es prueba de que el decano no sabe qué es la pluralidad informativa.

Al no saber lo que es, no se la ha enseñado a sus alumnos y debido a ello está la prensa como está.

Hombre Jack, casi habría que suspenderte por tal falta de precisión en el artículo.

Lo más probable es que sea el dueño del periódico quién diga qué noticias y cómo hay que publicarlas. Tiene más culpa el dueño que los profesores.

Además, según tú, una conferencia tiene que ser una discusión, un combate entre dos personas enfrentadas. Caso contrario no es plural ni enseña nada bueno.

Una conferencia universitaria no es así. El formato elegido es el mejor en mi opinión.

Lo plural sería en todo caso que el Director del ABC propusiera otra conferencia a la facultad para confrontar su punto de vista con los universitarios sevillanos, los futuros periodistas.

salud

Yo creo

Jack Daniel's dijo...

Zona Roja: sí, según yo, un decano de una facultad, y más de la de periodismo, debe ser plural e imparcial. Es un cargo público, no lo olvides.
Y sí también, una conferencia universitaria puede ser cualquier cosa menos ofrecer un micrófono a alguien para que se despache a gusto con quien no está y no puede defenderse.
Por cierto, ¿qué tienes tú en contra de que en la universidad se debatan las ideas, o se discutan?. Para mí ésa es la esencia de la enseñanza universitaria.
Y claro que los medios censuran las informaciones, con su dinero. La universidad la pagamos todos, no te olvides.
Y Torrijos sin sacar los documentos todavía, que no se te olvide.
En fin.

Jesu dijo...

Espératelo todo de ése. Es un gran aficionado a las tijeras de sastre y a otros medios de censura y coacción.

Jack Daniel's dijo...

Jesu: no lo conozco, pero por lo que muestra... pues eso.