cabecera_tipográfica_trans

16 noviembre 2011

Viajeros extras para Tussam

Todavía permanecerán frescas en la memoria de quienes siguen las informaciones locales aquellas reiteradas y contundentes declaraciones tanto del ex Vicepresidente de Tussam, Guillermo Gutiérrez, y del ex gerente de la misma, Carlos Arizaga, en las que afirmaban que las continuas pérdidas de viajero apenas tenían incidencia en las arcas de la empresa y que no constituían la parte más sustantiva de la ruina económica que arrastra.

Tal vez por eso, jamás intentaron ni pusieron en marcha medida alguna encaminada a recuperar a esos millones de viajeros que se le escapaban a la empresa por las comisuras de las chapas de los autobuses y que no regresaban ya más.

Ahora resulta que, diez días después de entrar en vigor los nuevos itinerarios de líneas, se ha sabido por la prensa que sólo hasta el Duque Tussam ya ha transportado 85.000 viajeros y que las dos líneas que cubren dicho servicio, 27 y 32, han visto incrementadas su demanda en un 17%, superando un 3% la de la antigua lanzadera que efectuaba dicho recorrido, la CC.

La tontería supone para la empresa unos ingresos adicionales de cerca de 60.000 euros, tomando como base el precio medio del viaje de 0,70 euros. A ellos habrían que sumarles los 1.850 usuarios diarios que ha alcanzado la línea 41 –otros casi 13.000 euros- con la finalización en La Magdalena, lo que supone un 43% de incremento en la demanda.

Y eso que no han aflorado los datos respecto a los demás cambios, como los de las líneas 52 hasta San Bernardo y 38 a la Universidad Pablo de Olavide.

Esto demuestra que los usuarios responden cuando la oferta satisface sus necesidades, algo que de manera inverosímil los anteriores gestores se negaban a aceptar, condenando a la empresa a arrastrar unas cifras en caída vertiginosa en lo que a número de viajeros se refiere.

Buena parte de la futura viabilidad de la misma pasa por ahí, por recuperar a quienes abandonaron a Tussam en su día porque creyeron que antes la compañía los había abandonado a ellos a su suerte. Motivos tenían más que de sobras, porque cualquier plan puesto en marcha en lo referente a las modificaciones de las líneas parecía estar diseñado adrede para expulsarlos definitivamente del autobús.

Hoy los criterios son, afortunadamente, otros bien distintos y deberían significar sólo el principio de una reestructuración más profunda, acorde a las nuevas necesidades de la ciudad y de quienes en ella habitan. La movilidad es algo tan cambiante como la vida misma.

Sólo con medidas como éstas y otras complementarias será posible algún día adecuar las cifras del coste del transporte urbano de calidad que los sevillanos demandan a cantidades asumibles por sus bolsillos, que son en definitiva quienes lo pagan.

De lograrlo, no sólo Tussam recuperará ese lugar de protagonismo y vanguardia que siempre ha tenido en la sociedad sevillana, sino que a alguno que yo me sé igual hasta se le indigestan los garbanzos.

5 comentarios:

zico dijo...

genial como siempre, Gregorio

Jack Daniel's dijo...

Gracias, Gabi. Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

No comparto contigo la opinion que expones en tu articulo. Dices que los usuarios responden si se acerca la oferta a sus demandas. Claro, si en lugar de dajarlos en la Plaza del Duque se les acerca a la segunda planta del Cortes Ingles seguro que el incremento de viajeros puede ser mayor, pero.... ¿Realmente un incremento del 3% sobre la lanzadera justifica que el casco historico vuelva estar saturado de autobuses? se nota que no eres conductor, si no observarias que el caos a determinadas horas es inadmisible e insostenible, ahora que tanto nos gusta hablar de sostenibilidad. A veces transportar mas viajeros no supone una mayor capacidad de movilidad de los ciudadanos. ¿ Como medimos la movilidad? Pues en relacion al tiempo necesario para llegar desde un punto A a otro b. Podemos llegar mas al centro de la ciudad, pero tambien la saturacion del centro genera externalidades que suponen un mayor tiempo de desplazamiento, incluido el efecto disuasorio de una ciudad tomada por autobuses en su zona comercial por excelencia. Ademas, esto ha supuesto un agravio con otras lineas de la ciudad, 10,11,12,15 y 20. Los usuaarios de estas lineas siempre tendran que adquirir un bonobus con transbordo, mientras los de las lineas 32 y 27 podran utilizar el de sin transbordo para llegar a la Plaza del Duque. Del mismo modo habrá que contabilizar la entrega de los bonobuses gratuitos a los pensionistas con rentas superiores a 1500 euros, es decir, el coste de esta medida y si lo va a aportar el gobierno de la derecha. Por ultimo es paradojico los diferentes criterios de esta derecha impenitente. Hoy la Aguirre, Presidenta de la Comunidad de Madrid, ha dicho que los medicamentos no pueden ser gratuitos solo en funcion de la edad, que debe prevalecer el criterio de renta; aqui en cambio el Alcalde de la derecha dice todo lo contrario, al menos en lo referente al autobus. Asi me explico que no tengan un claro programa electoral; cada uno en su taifa hace lo que le da la gana.

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: de todo lo que has dicho, que en buena medida comparto, sólo te voy a hacer una observación: lo del centro atestsado de autobuses es un poco demagógico. Lo que sobra en el centro es tráfico privado, el transporte público debe acceder a cualquier punto de la ciudad. Somos una empresa de transportes y nuestra supervivencia está directamente ligada a que tengamos el número de viajeros suficientes. Y sobre sostenibilidad, pues hay otro tipo de autobuses que no contaminan y que que incluso pueden ser más rentables, todo es cuestión de proponérselo. El resto de tu comentario lo podríamos discutir hasta los matices, si quieres. Pero esto que te he expuesto es fundamental.

Anónimo dijo...

bueno esto dice el anonimo 1.

Ademas, esto ha supuesto un agravio con otras lineas de la ciudad, 10,11,12,15 y 20. Los usuaarios de estas lineas siempre tendran que adquirir un bonobus con transbordo.

Y digo yo, es que antes no tenian que hacer lo mismo, para cojer la CC, incluido la 24?,para el caso es lo mismo, es cierto que los usuarios de las lineas 27 y 32 se han beneficiado en ese aspecto, pero tambien es verad que esas lineas llevan mas pasajeros por el simple echo de llegar hasta el Duque,con respecto a la aglomeracion de trafico estoy contigo grego,es mas, yo he estado en una de esas lineas con el cambio echo y no he tenido problemas en toda la semana para entrar ni salir del Duque.

saludos