cabecera_tipográfica_trans

02 septiembre 2011

Concentración de UGT y CCOO contra la reforma en Sevilla


Ayer, a las ocho de la tarde y en la Plaza de España –el mismo lugar en el que el Movimiento 15-M suele iniciar sus manifestaciones- tuvo lugar una concentración convocada por CCOO y UGT para mostrar su rechazo a la reforma de la Constitución que impondrá un techo de gasto impulsada por los dos partidos políticos mayoritarios, PSOE y PP.

Al acto se sumaron un buen número de organizaciones sociales y también el Partido Andalucista e Izquierda Unida. Según los convocantes asistieron más de mil personas en una tarde desapacible y lluviosa.

Yo, la verdad, no creo que fueran tantas, pero para no entrar en una inútil guerra de cifras, os dejo aquí el vídeo de lo que allí aconteció y unas cuantas imágenes.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Llevamos decadas diciendo que la Constitucion es deudora de la oligarquia franquista, de la siempre presente jerarquia eclsiastica, de la atenta mirada de los militares para que no se desviara un apice de la esencia patria...y ahora, que dos partidos votados democraticamente deciden reformarla nos alarmamos. Aconsejo leer a Ramon Cotalero, catedradico de Ciencias Politicas y miembro del Consejo Editorial del diario Publico...nada sospechoso de ser de derechas, en su articulo de hoy dia 2. Y es que opiniones hay para todos los gustos.

Jack Daniel's dijo...

Anónimno: es cierto, opiniones hay para todos los gustos. Y maneras de pasarse al pueblo por el forro también. Esta reforma constitucional es una de ellas.

Anónimo dijo...

Lo que hay que hacer es informar mejor a la gente del por qué de esta reforma y de las causas en caso de que no se aplique. Cuando se aplican reformas de este tipo y dos partidos tan opuestos y enfrentados como PP y PSOE se ponen de acuerdo para hacerlo, por algo será. Hay que ver lo que nos cuesta entender que de donde no hay no se puede sacar y que hemos estado engañándonos a nosotros mismos viviendo por encima de nuestras posibilidades durante algún tiempo y que toca volver a la triste realidad recortando lo que nunca se debió de disparar.