cabecera_tipográfica_trans

19 julio 2011

El silencio de Zoido

Corría la primera semana de mayo. Juan Ignacio Zoido estaba inmerso en plena campaña electoral de cara a las municipales que, apenas dos semanas después, le auparían de manera vertiginosa a la alcaldía de Sevilla.

Las encuestas ya vaticinaban entonces la victoria del Partido Popular rozando la mayoría absoluta, sin embargo no la garantizaban y había un pequeño resquicio para la duda. Un porcentaje demasiado elevado de indecisos reflejaba que un buen número de votos todavía no tenían el destino decidido.

Zoido lanzó a través de los medios una propuesta que muchos interpretaron como un signo de nerviosismo: pedir a sus oponentes el compromiso de dejar gobernar a la lista más votada en los comicios.

Por aquel entonces, el hoy alcalde mantenía un ritmo frenético en Twitter y respondía a todos los twitts que le enviaban los ciudadanos con bastante prontitud. Era el apogeo de la denominada en su día batalla electoral 2.0.

Este periodista le envío una propuesta en respuesta a su petición utilizando la popular red social. “Además de lo de la lista más votada, por qué no un acuerdo para que se respete la libertad de expresión en el ámbito municipal”, escribí. El motivo no era otro que ya por aquellas fechas tenía sobre mis espaldas el expediente disciplinario que el gerente de Tussam, Carlos Arizaga, había decidido incoarme porque no le gustaban las críticas que sobre su gestión al frente de la empresa vertía en este blog.

La respuesta de Zoido no se hizo esperar. “En los últimos años los sevillanos se han visto privados de algunos de los derechos más fundamentales de cualquier democracia”, respondió. Era un rayo de esperanza de que los abusos cometidos por el gobierno anterior podían tener visos de solución si él lograba hacerse con la alcaldía de la ciudad. Si a ello le añadimos su reiterada afirmación de que gobernaría para todos los sevillanos, había motivos más que suficientes para estar tranquilos.

Juan Ignacio Zoido lleva más de un mes al frente de los designios de Sevilla. El hoy alcalde, como es obvio, ya no puede responder a los twitts con la misma celeridad que antes, apenas usa Twitter como no sea para hacer pública alguna actividad en la que se encuentra inmerso. Me imagino que la falta de tiempo le obliga a ello.

Lo que ese momento era una amenaza hoy se ha convertido en una sanción en toda regla; nueve meses de empleo y sueldo por hacer uso de mi libertad de expresión y del derecho a la información que me asiste como periodista. Uno de los derechos fundamentales protegidos por la Constitución de este país, uno de aquellos de los que Zoido se quejaba que se habían visto privados los sevillanos con el anterior gobierno y que él se encargaría de restituir en cuanto tuviese oportunidad.

No hace todavía un mes escribí en este mismo blog que es un buen precepto para un mandatario comenzar cumpliendo la palabra dada. Me refería al nuevo alcalde y a su actitud para con los eventuales de Tussam acampados en Plaza Nueva. A Zoido le faltó tiempo para cumplir con la palabra comprometida. Fue un buen inicio.

Treinta y ocho días después de su toma de posesión como alcalde de la ciudad, este periodista todavía está esperando que Juan Ignacio Zoido se pronuncie sobre si está de acuerdo o no con lo que considero una vulneración intolerable de mis derechos constitucionales. Él, como alcalde, es el máximo responsable de lo que está ocurriendo en Tussam. Allí se está persiguiendo la libertad de expresión, utilizando el poder conferido para acallar una voz incómoda mediante un doloroso castigo a su familia.

Los medios de comunicación se han hecho amplio eco del conflicto, pero se sigue echando en falta la voz de Zoido, el máximo mandatario de esta ciudad, sobre un problema que a día de hoy está bajo su responsabilidad directa. Él, y nadie más, tiene la última palabra.



14 comentarios:

R. Laó dijo...

Miras algún cartel de los quedan por la calle de las últimas elecciones y ya parece que el retratado (Zoido) no es el mismo de la foto que uno vió antes de que se celebraran. Deberían retirarlos. A los carteles y a ellos.

Ánimo Grego. Un beso

Daniel M. dijo...

Mejor no lo podías haber dicho. Nuestro alcalde tiene la última palabra, veamos si cumple con su obligación.

Un saludo Gregorio.

you talkin´ to me? dijo...

Mi solidaridad contigo y mi ánimo, Jack.
Y mi petición a don Juan Ignacio Zoido, Alcalde de Sevilla: Jack Daniel´s blog es un espacio de libertad, lleva siéndolo desde hace tiempo. Ya desde su antiguo blog, Jack logró que muchos lectores que no viven en esa hermosa ciudad la conocieran mejor y la amasen. Mejor publicista de Sevilla no lo va a encontrar, ni aun entre los que figuran en nómina con ese objetivo.
Aunque sólo ( y nada menos que) sea por esa razón, por su AMOR a Sevilla y su sabiduría y estilo para comunicárselo a los lectores de su blog, muchos de los cuales viven en los cuatro puntos cardinales de España, le pido, sr. Zoido, que haga cuanto esté en su mano para levantar esa sanción a Jack.

Anónimo dijo...

Mi consejo, estimado Gregorio, es que fíes tu suerte y tu destino a la falta de base jurídica del expediente, a su ausencia de motivación democrática alguna y, lo que es peor, su pestazo a represalia salida de la peor fragua posible. En base a ello, a mí me parece que puedes estar tranquilo por el pan de los tuyos, el mismo que te quieren quitar: GANARÁS. Si esperas árnica de los "tuyos", o los que mandan "ahora", estás listo. Si algo ha demostrado la peña del 15-M es que unos y otros son la misma cosa (¿Juan de la Cosa?).
No vale para nada, desgraciadamente, pero te reitero mi apoyo y solidaridad.

Emiliano Campillo, 8292.

Jack Daniel's dijo...

R. Lao: Gracias Rafa.

Jack Daniel's dijo...

Daniel M.: eso es lo que estamos esperando.

Jack Daniel's dijo...

you talkin' to me?: gracias, y me alegro verte de nuevo por aquí, que siempre eres bienvenido.

Jack Daniel's dijo...

Emiliano: muchas gracias compañero. Ya sabes que a la justicia jamás se renuncia, pero en ninguno de sus ámbitos y el del alcalde de la ciudad es uno de ellos. Él debería ser el primero en hacer que se cumpliese con la justicia, para algo es ex juez ¿no?.

Anónimo dijo...

GREGO NO DESESPÈRES... NOSOTROS LLEVAMOS CASI TRES AÑOS ESPERANDO ESÉ CESE, Y NO TERDARÁ EN LLEGAR. POR LO DEMÁS, A LOS TRIBUNALES CON ÈSTA BANDA DE DESAHOHADOS.

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: pues ya están tardando. Por cierto, a ver si te pones en contacto telefónico conmigo, que quier preguntarte algo.

Anónimo dijo...

Sr. Zoido disculpe que le moleste, pero creo necesario que lea Ud este articulo sobre un compañero de tussam al cual conoce , es mas creo le entrevistó no hace mucho,no creo que Ud sea conocedor de lo que hace referencia en el enlace espero tome cartas en el asunto ya que creo que es una injusticia lo que se a echo con Gregorio Vergudo.

gracias.

tussam-sanciona-con-nueve-meses-de.html

Grego este mensage se lo mande nada mas conocer la noticia, y aun estoy esperamdo la respuesta,cosas de politicos, ya estoy en el sillon y no me acuerdo de lo que dije antes de las eleccciones.

saludos

Anónimo dijo...

Juan Ignacio Zoido: Hola , no dudes en escribirme siempre que lo consideres oportuno. Un abrazo muy fuerte.
15 de julio a las 13:39 · Me gusta
: Sr. Zoido. no me ha contestado Ud a lo que le expuse sobre mi compañero Gregorio Verdugo, espero me responda para saber que opina Ud de este tema.
18 de julio a las 19:56 · Me gusta
Sr. Zoido disculpe edito de nuevo para darle las gracias. Saludos
18 de julio a las 19:57 · Me gusta


Grego como veras a la fecha de hoy aun no me ha contestado, con lo cual entiendo que no le interesa el tema,lo que me hace pensar que esta ignorando este asunto.

saludos

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: muy claro no está siendo, él sabra por qué. Yo no pienso dejar de luchar ni de escribir. Si espera otra cosa se está equivocando de cabo a rabo.

Anónimo dijo...

Segun he leido queda muy poco para el cambio,en el muro de zoido en fazebook he leido que él mismo en la prensa ha dicho que este mismo jueves destituye al gerente de tussam,este comentario lo hace un compañero eventual.
saludos