cabecera_tipográfica_trans

09 mayo 2011

Zoido y la caza del voto prestado

El afán del candidato popular a la alcaldía de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, por conseguir el denominado “voto prestado” ha protagonizado hoy casi todas las intervenciones de los aspirantes al trono tan codiciado en que se ha convertido la Alcaldía de Sevilla en estas municipales.

Zoido ha conseguido marcar la agenda con una propuesta de doble filo, con el inconveniente añadido de que uno de ellos puede cortar la mano de quien empuña la navaja a poco que se descuide.

En su ofrecimiento a que los alcaldables firmen ante notario que dejarán gobernar a la lista más votada el día 22 de mayo se esconde una de las armas estratégicas de más peso de la campaña de Zoido; el desvelar ante los ciudadanos que la intención de sus dos principales opositores, PSOE e IU, es reeditar el pacto de gobierno en vigor durante el anterior mandato. El objetivo no es otro que captar votos en los viveros socialistas, donde abundan quienes no son proclives a coaligarse de nuevo con la formación de izquierdas.

Ya cuando se negoció el reparto de responsabilidades en el Ayuntamiento que propició el pacto de la anterior legislatura saltaron chispas en las filas socialistas por lo que consideraron un exceso de protagonismo en la vida municipal para una formación que contaba con sólo tres ediles. Zoido lo sabe mejor que nadie, de ahí su insistencia en arañar algunos votos en esos descontentos caladeros de votantes del PSOE.

Pero, en el otro lado de la moneda, con dicha propuesta el alcaldable popular ha otorgado una inestimable munición a sus adversarios, que no han tardado en utilizar, y, lo que es peor, ha vuelto a mostrar en público esa aparente prisa por alcanzar el poder, que tantos dolores de cabeza le ha causado en otras ocasiones.

No es cuestión de “miedo” como lo han calificado algunos de sus oponentes, sino de no haber estado acertado a la hora de elegir la herramienta para conseguir lo que se proponía. Incluso Beltrán Pérez, portavoz adjunto del Grupo Popular, se ha visto obligado a saltar a la palestra para reconducir las aguas a océanos más calmos.

El último barómetro publicado por el CIS coloca a Zoido al borde de una mayoría absoluta que tendrá que ratificar en las urnas dentro de dos semanas. Es ahí donde se ganan y se pierden unas elecciones.

Es legítimo que Zoido utilice como estrategia el apuntar la posibilidad real de que se repita el pacto de gobierno de la anterior legislatura, de hecho los socialistas es la única opción que barajan hoy en día para retener Sevilla. Pero es contraproducente si con ello se muestra una debilidad.

Las prisas suelen ser malas consejeras y, tal y como está el patio, proporcionar nueva munición al contrincante es un lujo que depara más disgustos que alegrías. Sobre todo cuando el porcentaje de indecisos es todavía tan elevado. Un fallo en estas condiciones puede conllevar consecuencias impredecibles que determinen hacia qué lado se incline finalmente la balanza.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

holla amigos,Me Disfruta su blog,muy informativo, Te falta sólo una herramienta de traducción el resto tudo ok!
Adios
excusa mi mal espanol!

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: la herramienta de traducción la tienes en la barra lateral, un poco más abajo.

Anónimo dijo...

Nice Post. This record helped me in my college assignment. Thnaks Alot