cabecera_tipográfica_trans

04 mayo 2011

¿En manos de quién estamos?

A estos Gobiernos que no gobiernan, sino que lo hacen en nombre de los mercados pasando por encima de los intereses de los ciudadanos que los eligen, les ha dado ahora por convertirse en apologéticos del terror. Total, hagan lo que hagan no les cuesta nada.

Es inconcebible la ola de aprobación general que ha suscitado en los Gobiernos occidentales la ejecución extrajudicial de líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden. En el panorama político nacional no podía ser menos y, lo que es peor, sólo unas cuantas decenas de ciudadanos se han sentido indignados ante un atropello de tal magnitud a los varoles de la democracia, a la moral, a la ética y a la dignidad humana. La democracia se ha convertido en manos de estos individuos en un todo vale que vela y legitima cualquier fin, por más amoral que éste sea.

Los adalides del derecho internacional y las garantías procesales universales se han saltado a la torera todos y cada uno de los tratados y convenciones internacionales que sus países tienen suscritos haciendo un ejercicio de hipocresía a escala universal. Además ya se reconoce sin pudor que se practica la tortura para obtener la confesión deseada e incluso se le rinde pleitesía en público. Todo sea por mantener candente el espectáculo mientras nos desvalijan a gusto.

Acontecimientos como éste nos deberían hacer reflexionar muy seriamente sobre en manos de quiénes estamos y en qué nos estamos convirtiendo. Os dejo algunas lecturas muy reconmedables al repecto.

Ramón Lobo: "¿Es legal matar al enemigo?"

Iñigo Sánz de Ugarte: "La 'narrativa' de la muerte de Bin Laden"

Ignacio Escolar: "Las dudas sobre la muerte de Bin Laden"

Olga Rodríguez: "¿Es esto la instauración del asesinato extrajudicial?"

Gervasio Sánchez: "La muerte concelebrada"



5 comentarios:

megustas dijo...

yo no entiendo nada, lo juro. aunque lo unico que tengo claro es que algo habria alli para pegarle un tiro y abortar asi la posibilidad de que se supiera algo que no se quiere que se sepa, algo hay en ese tiro sumarisimo, si occidente se carga sus valores asi, es porque tiene miedo de algo mas gordo aun
es todo una pantomina enorme

Anónimo dijo...

No se de que os extrañais sobre las actuaciones de los gobiernos aplicando eso tan ambiguo de la razon de estado. Eso mismo que le aplican a un ciudadano cuando quieren excluirlo de la vida civil calificandolo de su pertenencia al "entorno" de actividades ilicitas. Y ya sabemos que el "entorno" es muy amplio y cabe de todo, excepto cuando ese "entorno" hace referencia a posiciones de extrema derecha. Pero volviendo al tema, durante el juicio de Nuremberg se aplicaron a los dirigentes nazis la acusacion de delitos sobre la humanidad, cuando hasta entonces esa figura juridica no existía en los ordenamientos juridicos internacionales. Es decir, se crea un tipo de delito ad hoc para condenar a los nazis por las atrocidades que cometieron, por lo que algunos fueron condenados a la pena de muerte. Hace un par de meses el que fuera presidente del gobierno Felipe Gonzalez manifestó que le creo serias dudas el poder acabar con la cupula de ETA, y por ello fue acribillado informativamente por quienes ahora respaldan con fulgor la actuacion de los USA. No solo eso sino que todavía hay quien le dice que es la X de los gal, los mismos que sin verguenza ninguna dicen ahora que el mundo es mejor tras la muerte de Bin Laden. No justifico estas actuaciones, que quede claro, lo que digo es que en este pais que tanto nos gusta dar lecciones de moral a los demas, tenemos a un juez, Garzon, acusado de prevaricacion por pretender sacar a la luz los asesinatos de Estado cometidos por el regimen anterior. Por eso, quien justifica el asesinato de Bin Laden como neceasrio para que el mundo sea mejor, es posible que tambien encuentre alguna justificacion en esos miles de asesinados en fosas y cunetas por tener un pais mejor. Por eso, la Razon de Estado es todo menos razón, porque si se utilizace la razon para dirimir estos asuntos no se llegaría a estos resultados, aunque el terrorista asesinado tampoco usaba la razon pues asesinar a mas de dos mil personas solo lo puede calificarse de locura, de sin razon.

Anónimo dijo...

Después del 11s Estados Unidos le declaró la guerra al terrorismo islámico pero sobre todo le declaró la guerra a Bin Ladem y no ha descansado ni escatimado medios hasta darle caza y ejecutarlo. Estos son los gobernantes que nos gobiernan pero si están ahí porque nosotros les elegimos. Si alguién sabe hacer las cosas mejor o de otra manera que presente sus propuestas y su forma de actuar en otro hipotético 11s y nosotros decidiremos si eso es lo que mas nos gusta y votaremos.

Jack Daniel's dijo...

megustas, Anónimos 1 y 2: me encanta el debate que estáis teniendo aquí y todos tenéis vuestra parte de razón. Yo lo único que digo es que si abdicamos de lo que creemos ya no será posible y que buscar excusas para aplicar en un sitio lo que en otro no se hace no es sino engañar y hacer menos creíble aquello en lo que creemos como ideal.

Anónimo dijo...

No hace falta proponer otras propuestas, solo es necesario aplicar la Declaracion de Derechos Universales. Lo que ocurre es que los Estados, cuando estiman oportuno se la saltan a la torera. Todavia esta por resolver el asesinato de Couso, porque las centurias americanas tienen impunidad allí donde sus botas marciales dejan sus huellas. Es consustancial a cualquier imperio no conocer otro Derecho que aquel en el cual ellos creen. Ellos no piensan que han cometido un crimen, sino un acto de justicia, un ojo por ojo. Los otros tampoco piensan que matar a miles de personas en un atentado sea un acto exsecrable, un crimen, tienen asumido que la causa es justa por la actitud del imperio en sus sociedades y la pobreza que genera el expolio de sus recursos. Unos y otros estan convencidos de que tienen razon, pero lo que deberia diferenciarnos son las leyes democraticas que unos nos damos y otros no.