cabecera_tipográfica_trans

19 septiembre 2010

La niña del milagro

Ahí está, con sus diez añitos, su vestido de comunión, su inocencia y su carita de ángel. Es Ana María Rodríguez Casado, por la que dicen intercedió ante Dios para que sanara la ayer beatificada Madre María Purísima cuando a los tres años y medio se le rompió el cable del marcapasos y sufrió el síndrome de Stoke-Adams.

Yo le he difuminado la cara en la foto, pero podéis ver el original aquí.

En el tiempo de los derechos y libertades, donde todo el mundo se escandaliza de que el Estado exija indemnizaciones a las televisiones por sacar a una menor en un programa hablando del caso Marta del Castillo, a nadie parecer importarle que ésta chica de diez años aparezca en los medios tratándose de algo relacionado con la religión. Sólo hay que ver la cara de satisfacción de los acompañantes.

Cómo se puede apelar a la intimidad, si de algo tan perteneciente a dicho ámbito se hace espectáculo público y multitudinario con notable difusión en los medios. Pero aquí, como ocurre con las constituciones, con la Iglesia hemos topado.



2 comentarios:

Currano dijo...

No sé sí me equivoco, pero con el permiso de los padres creo que se pueden publicar fotos de menores, además le digo, no compare usted la finalidad de está publicación con las de otras, que aunque con el permiso de los padres habría que prohibirlas. En estos tiempos en el que no se debe generalizar, con los inmigrantes, gitanos..etc tampoco lo haga usted con la iglesía.
Creo que su artículo es bastante hipócrita y que lo único que le interesa es tirarle a la iglesia.

Jack Daniel's dijo...

Currano: usted es libre de pensar lo que quiera y permítame que le aclare que cuando se trata de la intimidad de un menor no vale el permiso de los padres.