cabecera_tipográfica_trans

23 diciembre 2009

Se teme que, Mustafa Ismail, el abogado kurdo detenido en Siria, esté siendo sometido a torturas


Mustafa Ismail, es un abogado kurdo que se dedica a escribir en sitios web extranjeros sobre el trato que se dispensa a los kurdos en Siria y Turquía.

El pasado día 12 de diciembre, cuando acudió a la Sección de Seguridad de la Fuerza Aérea de la ciudad de Alepo tras ser requerido para ello, Mustafa Ismail fue detenido y recluido en régimen de incomunicación. La orden de acudir allí la curso la oficina de los servicios de seguridad de Ain arab, ciudad en la que vive Ismail.

Cinco días después, el 17 de diciembre, la familia de Mustafa Ismail se presentó en Alepo para averiguar su paradero y las autoridades les dijeron que no estaba allí y que se marchara.

A día de hoy, la autoridades sirias no han reconocido la detención de Ismail ni han ofrecido ninguna explicación, por lo que hay justificados temores de que haya sido torturado o sometido a malos tratos.

Un día antes de ser detenido, Mustafa Ismail publicó un artículo en el sitio web radicado en Londres Levant News en el que explicaba que le habían ordenado presentarse en la Sección de Seguridad de la Fuerza Aérea de Alepo.

Con anterioridad ya había pasado por diferentes servicios de seguridad sirios, desde la Sección de Seguridad Política, hasta la Sección de Seguridad Militar, pasando por la Sección de Seguridad del Estado. En todos los casos los interrogatorios se centraban en su trabajo para los medios de comunicación, en especial las entrevistas telefónicas que había concedido a la cadena kurda de televisión por satélite radicada en Europa Roj TV.

En Siria, la legislación de emergencia en vigor desde 1963 ha permitido el establecimiento de múltiples agencias de seguridad que tienen amplios poderes para detener a cualquiera que parezca oponerse al gobierno. La tortura y todo tipo de malos tratos son la táctica generalizada en los centros de detención. Existen informes que elevan a siete el número de personas muertas bajo su custodia a causa de los abusos cometidos.

En los tribunales sirios, para no desentonar con el resto de las administraciones del país, se admiten por sistema como pruebas las confesiones obtenidas bajo tortura y nunca se investigan las denuncias de torturas o malos tratos efectuadas por los acusados.

Envía tus palabras a gente que sufre la injusticia y el encarcelamiento y dales voz.

2 comentarios:

Roberto Sena dijo...

Un blog de calidad! Me gustó mucho el contenido!

Jack Daniel's dijo...

Roberto Sena: muchas gracias, siéntete como en tu casa.