cabecera_tipográfica_trans

09 diciembre 2009

El taxi sevillano está que arde

La cosa comenzó el día de la huelga, cuando un taxista que conducía su vehículo fue atacado en el Paseo de Colón y el enfrentamiento acabó con la detención de un taxista que fue puesto en libertad con cargos por una supuesta agresión a un agente de la policía.

Ese mismo día, el presidente de la patronal Solidaridad del Taxi, Enrique Filgueras, estuvo arengando durante más de media hora a los taxistas concentrados bajo la estatua del Cid y se despachó a gusto con insultos a los dirigentes del Ayuntamiento y al ex concejal de tráfico Blas Ballesteros, actualmente cónsul honorario de Brasil.

Al día siguiente, la sede del consulado de Brasil amaneció con pintadas amenazantes hacia su persona y la de Fran Fernández, actual Delegado de Movilidad. También su vehículo resultó dañado.

Y el sábado aparecieron colgados en las paradas de taxi de Santa Justa y Plaza de Armas sendas listas en las que figuraban los números de las licencias de dieciséis taxistas que supuestamente trabajaron el día de la huelga, en las que se les insultaba con calificativos como “malos”, “perros” u “os merecéis todo lo que os pase”.

Algo gordo y que no tiene demasiada buena pinta se está cociendo en el interior del mundo del taxi. Y a pesar de ello, muchos medios silencian o pasan de puntillas ante una situación tan anómala que se viene prolongando desde hace años. ¿Poco interés informativo, prudencia o simplemente miedo a algo que se les escapa?

Si se hubiera tratado de Tussam, los titulares incendiarios de los medios ya habrían hecho arder a toda la opinión pública. Será que la empresa municipal de autobuses tiene en esto menos estrella, o nació directamente estrellada.



20 comentarios:

dediego dijo...

Es difícil de entender y considerar a la gente que trabaja cuando se está de huelga. Por una parte, no se suman. Por la otra, todos necesitamos lo que necesitamos, y ya se encargaron otros de que sólo hubiera un camino para conseguir con qué comer y derivados.

Un abrazo, Jack.

A ver qué pasa al final con esta gente y cómo acaba la cosa del taxi.

Jack Daniel's dijo...

dediego: el problema de los esquiroles ha existido siempre en las huelgas. Lo difícil es encontrar una forma sana de solucionarlo. Ésta no creo que sea la más adecuada, aunque a decir verdad tampoco se me ocurre a mí la idónea. Quizá aquella fórmula que un principio plantearon los sindicatos y que luego fue potergada al olvido: el canon poor negociación. No lo sé.
Lo que sí sé es que estos esquiroles, no pierden salarios ni se implican en la lucha y luego, cuando se logran objetivos, se benefician como cualquiera. Y eso no es justo.

enhiro dijo...

El tema del taxi lo conozco bastante bien. No se pueden justificar ciertas actitudes, pero mirar esas actitudes en una huelga es mirar el dedo y no la luna, sinceramente.

Pareces desear que la opinión pública se tire encima del taxi, eso "está muy bien y tal", pero te diré que, estudios de la UE mediante, el Taxi en Sevilla a día de hoy es totalmente deficitario, te puedo poner mi experiencia personal como hijo de taxista, que lo he vivido, pero si no me crees como parte interesada, puedes acudir a los informes en los que al ayuntamiento se le proporciona dinero de la UE para que solucione el problema que estrangula al gremio. Pese a este dinero, el Ayuntamiento lleva meses sin retirar licencias, y no se sabe muy bien que ha pasado con él.

Ya se que está de moda echar encima a la opinión pública de cualquier grupo de huelguistas, pero la realidad es tozuda, o protestas creando molestias o no te hacen ni puñetero caso, y desde luego no ha llegado el día en que me deje influir por esa tendencia, y cualquiera que proteste en la calle con razón tiene mi apoyo.

Jack Daniel's dijo...

enhiro: no me refiero en el aartículo a que no tengan razón en sus protestas. Yo también tengo amigos y familiares taxitas y los apoyo totalmente en sus reivindicaciones.
Lo que trato de dejar aquí en evidencia, aunque tal vez no lo haya conseguido todo lo que yo quisiera, es que en toda huelga siempre hay alguien que se descontrola, por la dureza del momento o por la exaltación que provoca el ver que algo exigido con toda justicia no es atendido. Es algo connatural a las huelgas y nodebe servir jamás para etiquetar al colectivo.
Pero es la postura, o los intereses seguramente, de los medios de comunicación los que hacen que en el caso del taxi, esa excepción habitaul en toda huelga pase casi desapercibida para la opinión pública. Y cuando se trata de una huelga en Tussam, con reivindicaciones igual de justas y necesarias, cuando se produce esa excepción violenta, que ya es tan inherente que casi es obligada, nos machacan con titulares generalizadores y que sólo aspiran a criminalizar a la plantilla, cuando el comportamiento de la gran mayoría de ella es de lo más normal.
A esa diferencia de trato es a lo oriento mi crítica y eso se hace siempre en función a unos intereses determinados que los medios tienen bastante empeño en salvaguardar.
Por lo demás, apoyo las reivindicaciones del taxi porque las creo justas y necesarias. Y el hecho de que un grupito de incontrolados realicen estas acciones reprobables no les hace perder la razón en lo que demandan.

enhiro dijo...

Ok, entendido pues. El tema de Tussam se emponzoñó bastante en los medios, hasta el punto que no se sabía muy bien en la calle cual era el problema.

Jack Daniel's dijo...

enhiro: precisamente a eso me refería. Si yo te contara de algunos titulares, parecía más que estuviésemos en bilbao que en Sevilla.

Anónimo dijo...

Creo que hay derechos que no sabemos ejercer. La huelga es una protesta laboral y no tiene que ser violenta. Aprovechar para insultar y destrozar es eso: aprovecharse de un derecho para otros fines. Y no secundar la huelga es otra opción igualmente válida, por lo que designar peyorativamente al que lo ejerce -por los motivos que sean- con el término de "esquirol" es insultar a un compañero a quien no hemos sabido convencer. Cuando seamos civilizados en el ejercicio de nuestros derechos tal vez sea cuando tampoco consistamos sectores, la mayoría de las veces minoritarios, que impongan criterios por la fuerza. La mayoría del taxi es pacífico y trabajador, pero dentro hay una "mafia" que pretende controlar el "negocio", como lo hace con diversas paradas privilegiadas (como la del aeropuerto, v.gr.).

ASC SEVILLA dijo...

Algo tenemos que decir en todo esto y empezamos por el final;
Si hay una mafia que pretende controlar....eliminese, para eso existen la leyes, otra cosa es que el Ayuntamiento mire para otro lado cuando le conviene y ahora les criminalice (vease ultras en el futbol...o siempre blanco o siempre negro.
¿Que uno no quiere ejercer el derecho a huelga por el motivo que sea? que hay de malo en que los demas conozcan a los que no comparten el criterio mayoritario ¿Cuanto tiempo tiene que pasar para crear conciencia? tan licito es ejercer el derecho, como no hacerlo, pero lo que lo hacen estan identificados ¿Sería mejor hacer una lista de los que ejercen el derecho? pues eso excluiría o señalaría, segun se mire, a los que no hacen las huelgas.
Detras de todo esta la cobardia de no estar haciendo lo correcto, lo mismo que esta la cobardia en muchos de los que la hacen y no son capaces de lo contrario.
En definitiva no se trata de imponer criterios y eso incluye a todas las partes, sean mayoritarios, minoritarios, empresa o politicos de turno, la huelga es un derecho y como tal esta regulado, ni es criminal o radical el que lo ejerce, ni lo es el que no lo hace, tendriamos que pensar que grado de criminalidad tiene el que lo critica por intereses ajenos al conflicto, como hemos dicho, pensamos que el que lo hace desprecia al legislador que dotó de ese derecho a los trabajadores...y eso es muy grave...ya se sabe, los hay que añoran otras epocas.
un saludo y animo a todos los trabajadores a los que solo les dejan la salida de la huelga...en eso el trabajador no elije, es la ultima opción que se le deja.Piensenlo.

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: comparto tu discurso casi por completo. En lo único que discrepo es en lo de los "esquiroles", o insolidarios que podemos llamarlos de muchas maneras y no tiene por qué ser de una forma peyorativa, sino describiendo una realidad. Comparto que hay que respetar esa opción, como todas, pero lo que no comparto es que luego se beneficien de los frutos del sacrificio de la huelga tanto como el que se sacrifica como si tal cosa. En eso no puedo estar de acuerdo y lo veo injusto. Hay que ser consecuente. Si uno no está de acuerdo en una huelga, tampoco debe estarlo en los resultados de la misma, para bien o para mal.

Jack Daniel's dijo...

Asc: yo no creo necesarias las listas, ninguna de ellas. Son típicas de otro tipo de regímenes con los que estoy seguro que no comulgamos. Todos sabemos por experiencia, y vosotros la tenéis, que no son necesarias. Los trabajadores saben en todo momento quiénes son los que se implican en las cosas y quiénes no. Pero estoy de acuerdo con al anónimo anterior en una cosa: salvo excepciones (todos sabemos cuáles), cuando un trabajador no secunda una huelga es porque no se le ha sabido convencer. Es necesario un poco de autocrítica en ese sentido, que no nos vendría nada mal. La huelga por sí sola no se explica, ha tener razonamientos de peso tras ella. El saber explicar de la manera más adecuada dichos argumentos a los trabajadores es la mayor garantía de éxito de la movilización. La huelga no se hace por imposición, sino por convencimiento. Y ésas son las huelgas que más fácilmente se ganan.
Y es cierto, la huelga es el último recurso de los trabajadores y nunca se hace por gusto, sino porque no les queda otra alternativa.

Anónimo dijo...

Podríamos hacer otra lista con los solteros, los bizcos, los abstemios y así hasta "uniformar" a todos según los criterios de esa "mayoría" que cree que no hay nada malo en hacer listas para... ¿chantajear mediante la pública denuncia? El que quiera, individualmente, que ejerza el derecho a la huelga, y el que no, pues también. Lo demás son medidas coercitivas. Así de claro.
Y si hay "mafias", empiécese a denunciarlas desde dentro, desde quienes las conocen y las padecen, para que las instituciones actúen. ¿Por qué no se hace? Todavía me acuerdo de un intento de regular las paradas del aeropuerto, pero con presencia de la ¡policía!.
Y es que cuando hablamos de nichos de mercado explotados casi como monopolios, pasan estas cosas. ¿Qué pasaría si hubiera cien empresas ofreciendo servicios de taxi, en libre competencia? Pues como los supermercados: el usuario elegiría el mejor servicio al mejor precio. eso es todo.

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: ya he expresado mi opinión en lo referente a las listas.
En cuanto a las mafias, no admito ningún tipo de ellas, aunque afortunadamente hasta ahora sólo sufro las consecuencias de una en concreto, la que está sentada en la poltrona en Tussam y estoy cansado de denunciarlo, tanto en el blog como ante los responsables directos de la empresa, también en breve ante los tribunales. Pero por lo que se ve, no me han hecho mucho caso.
Y sí, recuerdo lo del Aeropuerto, como también recuerdo el boicot que le hicieron a la presentación de la candidatura del Alcalde en la Cartuja por tal motivo. Me parece muy bien que se actúe y se trate de erradicar esos usos, pero me parecería muchísimo mejor cuando también se lleve a la práctica con los poderosos, que no están libres de ellos, ni mucho menos.

ASC SEVILLA dijo...

Anonimo, puede ser que no nos hayamos expresado bien.!!LISTAS NO!! pero los que ejercen el derecho a huelga estan claramente identificados, en una lista, esa lista es publica y normalmente es utilizada por los empresarios para represaliar, no escucho voces en contra de eso. Lo ideal sería que no existiesen dichas listas, ni unas, ni otras, por lo tanto es mas justo el anonimato para todos.
Respecto a que se aprovechen de las acciones de los que se mojan y que aparecen en las listas como huelguistas, es una cuestión que no debe ser un freno para los que si estan plenamente convencidos de que sus reivindicaciones son justas y sabes que la mayoria de las veces, diriamos el 99%, el que no ejerce el derecho lo hace por otras cuestiones que nada tiene que ver con el objeto de la movida,temas mas egoistas.
Respecto al comentario anonimo sobre la incapacidad del sistema para eliminar mafias si no es privatizando el servicio, discrepamos contigo, las privatizaciones siempre han perjudicado, a la larga, al ciudadano y no entendemos como eliminaria "tu sistema" esa mafia,sobre todo teniendo en cuenta que el sistema legal tiene multiples mecanismos para ello ¿Acaso poniendo seguridad privada se eliminarian casos como el robo de drogas de dependencias policiales?
Un claro ejemplo de que las privatizaciones solo dezplazan los marrones hacia los ciudadanos y los responsables se salen por la tangente.
Un saludo.

enhiro dijo...

Yo estoy con Anónimo, privatizar los servicios hacen que funcionen mucho mejor. como se ha podido comprobar con Correos y Telefónica. Un momento...

Jack Daniel's dijo...

enhiro: bueno, yo tengo mis dudas.

Anónimo dijo...

ASC: Yo no afirmo en ningún párrafo de mi escrito que las mafias se quitan privatizando el taxi.
Tampoco confundo el servicio de taxi con la Policía: el Estado está obligado a garantizar la seguridad de los ciudadanos, no el uso del taxi.
Ni toda empresa privada es mala, ni toda pública es buena. Quien así lo sostenga, hace maniqueísmo. Unas tiran de inversión para ganar dinero (faltaría más), y otras de los presupuestos para ofrecer un servicio (evitando en cualquier caso ser una ruina). Todo depende de cómo se administren.
Y si hago una huelga, lo hago con convencimiento de que es un proceder necesario, justo y voluntario. No es obligatorio que los demás me sigan (si no les convenzo), ni puedo evitar que se beneficien de las mejoras que se consigan con mi actitud. De ser así, pocos mereceríamos la democracia que disfrutamos, pues la inmensa mayoría de la población ni se exilió cuando la dictadura ni corrió delante de los grises, jugándose el pellejo.
¿Seremos alguna vez adultos en el ejercicio de nuestras libertades?

dediego dijo...

Te doy la razón, Jack. Y eso jode muchísimo. Pero también puedo entender que haya quien no quiera o no pueda (sobre todo en este caso) implicarse. Aunque, como el cuento de la gallina que busca ayuda para hacer pan, no deberían venir luego a comer.

Un abrazo.

ASC SEVILLA dijo...

Anónimo: Nadie ha confundido el servicio del taxi con la policía, se hace una comparativa sobre posibles soluciones para eliminar mafias, el neoliberalismo que tú propones (con todo o que ello conlleva, incluida la escisión de la idea inicial) y nuestra propuesta más cercana al socialismo (no por ello a ningún partido socialista) dejándote claro que sufrimos en nuestras carnes el resultado de denunciar, desde dentro, actuaciones mafiosas empresariales y la lenta, aunque inexorable, actuación del sistema judicial para meter en cintura a los mafiosos.
Afortunadamente siempre hemos mantenido escrupulosamente nuestra independencia sin ningún tipo de injerencias políticas o religiosas, ni somos escisión de otra fuerza sindical por lo tanto tampoco somos secta, lo que dejaría claro que de maniqueísmo poco.
Evidentemente tenemos la suerte de vivir en un estado democrático, lo que no tiene que ser sinónimo de complacencia para todo el mundo y sí de respeto al ejercicio de los derechos de los demás, aunque en algún momento nos perjudique, así es como se es adulto en el ejercicio de las libertades y no criticándonos a nosotros mismos por ejercer esos derechos, por algún extraño motivo nunca vemos enfrentarse empresarios contra empresarios cuando estos utilizan las herramientas del sistema en su propio beneficio, aunque con ello se perjudiquen a terceros y sin embargo somos los propios trabajadores los que nos criticamos efusivamente cuando otro trabajador ejerce derechos, así nos va.

enhiro dijo...

Jack, estaba siendo irónico, por supuesto. Ni Telefónica ni Correos funcionan mejor, ni son más baratas, tras privatizarse. Especialmente Correos, cuyo servicio ha caído en picado.

A nuestro Anónimo amigo, me gustaría preguntarle que a que se refiere con la mafia del taxi en el aeropuerto. No existe tal mafia, nadie impide en el aeropuerto que trabajen otros compañeros. Oigo hablar mucho de esa presunta mafia, a gente que no sabe de lo que habla, pero nadie sabe decirme realmente a que se refieren cuando hablan de eso, símplemente continúan el bulo.

Lo que ocurre es que la asociación que más está luchando por los derechos del taxi está formada por taxistas que frecuentan la para del aeropuerto, y que ha día de hoy no han llegado a ningún extraño acuerdo con el ayuntamiento a espaldas del resto de los taxistas. Por tanto, se ha creado el bulo de la "mafia del aeropuerto". Invito a nuestro anónimo amigo, o a cualquiera de los que hablan de la "mafia del aeropuerto" a denunciarla, que es lo que hay que hacer con las mafias.

Jack Daniel's dijo...

enhiro: te he entendido perfectamente. Y estoy de acuerdo contigo en lo referente a la "supuesta mafia", si existe, que la denuncien ante los tribunales.
También convendría resaltar aquí que con demasiada frecuencia se suele tildar de mafia a gente que defiende sus intereses con los instrumentos que le da la ley y toman posturas inamovibles porque creen que es lo mejor. Eso en mis tiempos se denominaba lucha y no mafia.