cabecera_tipográfica_trans

23 octubre 2009

Un presidente debe cuidar Doñana


Debe molar mogollón disfrutar las vacaciones de verano en un entorno natural privilegiado como Doñana. Si no fuera así, no se habría instalado entre los Presidentes de nuestro Gobierno la costumbre de hacerlo bastante a menudo.

Pero Doñana no es una finca de recreo ni un complejo vacacional. Doñana es frágil, como la vida, y necesita del cuidado de todos, especialmente de los gobiernos que tanto se empeñan en disfrutarlo en condiciones de exclusividad.

Cuidemos Doñana, señores presidentes.


4 comentarios:

Lienzo de Babel dijo...

A los pudientes y poderosos les gusta lo bueno y lo más elitista. Los demás se tienen que conformar con Matalascañas. Entre ambos atropellaremos, no sólo a los linces, sino a toda la ecología que nos impida dar rienda suelta a nuestras pulsiones, a pesar de esas conciencias minoritarias "aguafiestas".

Anónimo dijo...

EL TSJA RECHAZA EL RECURSO DE TUSSAM CONTRA LA SENTENCIA DEL JUZGADO DE LO SOCIAL NUMERO NUEVE. NOTICIA EUROPA PRES.

Jack Daniel's dijo...

Lienzo de Babel: pues daremos toda la lata que sea necesaria, ¿no crees?

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: ya la tengo en mis manos, igual en los próximos días escribo algo sobre el asunto.