cabecera_tipográfica_trans

06 octubre 2009

Los políticos y el talego

"¿Por qué no acabamos con la inhabilitación? Al principio quedaría raro, pero sería estupendo que un concejal, un dirigente de partido o un consejero autonómico pudieran ejercer desde la celda, con sus visitas, sus discursos, sus actos oficiales y, en general, las labores propias de su oficio. El ambiente carcelario ganaría en empaque y en variedad, y el político saldría ganando: se ha comprobado que, en ciertos casos, el delito da votos. Si unas cuantas imputaciones les hacen subir en los sondeos (véase el PP), ¿qué no haría una temporada en prisión?"

Más en "Cárcel".

Conociendo a este país, Enric, acabaríamos gobernados con mayoría absoluta por un Alcapone cualquiera.


2 comentarios:

Félix Soria dijo...

En efecto, en València ya hay un gobierno que va camino de...

Jack Daniel's dijo...

Félix: esperemos que no se pierda por el camino.