cabecera_tipográfica_trans

20 septiembre 2009

Una misa para orar por la rectitud de la justicia

“Para el próximo lunes (21 septiembre) está convocada la llamada Misa de Apertura de Tribunales para celebrar el inicio del curso judicial. El impulsor de que ese rito religioso vuelva a tener rango oficial es el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Dívar, que fue elegido para el cargo por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Por añadidura, a instancias de Dívar el acto católico será oficiado por Antonio María Rouco Varela, uno de los líderes de la facción talibán del catolicismo europeo.

Hasta hace dos años, al empezar el curso judicial se celebraba una sencilla ceremonia por los magistrados fallecidos durante el periodo anterior; pero ya el año pasado Dívar --entonces recién nombrado-- decidió que se volviera a celebrar la misa de apertura.”


Más en “Bambi sólo se emplea con firmeza con los amigos



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si sólo fuera una misa en un único acto civil... Es que toda la sociedad está tutelada por la religión, sin que exista la legítima, constitucional y deseable separación entre iglesia y Estado. La definición de Estado laico es un sofisma para ilusos. ¿Sabes cuál es la ONG que recibe la mayor parte de tus contribuciones a otros fines del IRPF? Exacto: Cáritas. De ahí esa agresividad del fundamentalismo católico: no es por los fieles, es por los privilegios de que goza (educación, sueldos, patrimonio, etc). Si me permites una recomendación, "dios no es bueno", de Christopher Hitchens, ed. Debate.

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: totalmente de acuerdo, es una posición de privilegio de siglos que cuesta un mundo renunciar.
Tomo nota de tu recomendación.