cabecera_tipográfica_trans

01 julio 2009

Texas, Estado ejecutor

Doscientas ejecuciones en Texas (EE.UU). Es el triste récord del que puede presumir Rick Perry, gobernador del estado, en los ocho años y medio que lleva de mandato desde que el pasado 2 de junio se ejecutara a Terry Lee Hankins. Texas tiene el dudoso honor de llevar a cabo la mitad de todas las ejecuciones de Estados Unidos.

Tan sólo George W. Bush, en los seis años que ocupó el cargo antes de acceder a la presidencia de la nación, ejecutó 152 sentencias a muerte, que sumadas a las del actual gobernador alcanzan la bonita cifra del 30% de las ejecuciones en Estados Unidos desde la reinstauración de la pena de muerte en 1977.

Entre las ejecuciones llevadas a cabo durante el periodo de gobierno de Rick Perry, se encuentran los siguientes casos y situaciones:

    Personas que eran menores de edad en el momento del presunto delito. Antes de que en 2005 la Corte Suprema de Estados Unidos prohibiera la pena de muerte a menores, Texas lideró esta práctica atroz.

    Personas de 18 y 19 años. Al menos 31 jóvenes de estas edades han sido ejecutados y otros 46 están en el corredor de la muerte.

    Personas que padecían enfermedades mentales.

    Representación legal inadecuada de las personas carentes de recursos que terminan siendo condenadas a muerte.

    Ciudadanos extranjeros privados de sus derechos consulares.

    Ejecución de inocentes.

Amnistía Internacional está llevando a cabo una recogida de firmas para intentar detener esta aberración.

¿A qué esperas para sumar tu voz?



4 comentarios:

Baymont Inn & Suites Galveston dijo...

yo apoyo las penas de muerte maxime para delincuentes y asesinos peligrosos.

Jack Daniel's dijo...

Baymont Inn & Suites Galveston: pues ya ves, yo no.

Crockett dijo...

Entiendo el que no apoyes la muerte de inocentes pero las lacras de delincuentes que tenemos hoy que piensas de ellos????

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: creo que con la privación de libertad es más que suficiente.