cabecera_tipográfica_trans

01 junio 2009

Periodismo: Alatriste versus Peltzer


Arturo Pérez-Reverte escribe sobre sus años en la redacción del diario “Pueblo” en su “Patente de Corso” semanal en “XlSemanal”:

“Cada cual tenía sus ideas particulares, por supuesto; pero estamos hablando de periodismo. De pan de cada día y de reglas básicas. Éstas incluían aportar hechos y no opiniones, no respetar en el fondo nada ni a nadie, y ser sobornables sólo con información exclusiva, mujeres guapas –o el equivalente para reporteras intrépidas– y gloriosas firmas en primera. En el peor de los casos, los jefes compraban tu trabajo, no tu alma. Ser periodista no era una cruzada ideológica, sino un oficio bronco y apasionante. Como habría dicho Graham Greene, Dios y la militancia política sólo existían para los editorialistas, los columnistas y los jefes de la sección de Nacional. A ellos dejábamos, con mucho gusto, la parte sublime del negocio. El resto éramos mercenarios eficaces y peligrosos.”

Y Gonzalo Peltzer, desde Paper Papers, le replica sin cortarse un ápice:

“Cuando alguno de los que llevaban cafés a los mamporreros del franquismo pretende que no sabía dónde estaba, se viste con joyas de los colegas que sí bregaron (también en Pueblo) y echa la culpa de lo demás a sus jefes es preciso recordárselo: echaste los dientes en un diario fascista a costa del erario público y no sacaste más noticias que las que te toleraban los jerarcas de la tiranía en pos de su 'cruzada ideológica', sus privilegios y beneficios. Y luego de los gobiernos de turno que te pagaron el sueldo. Así hasta que cerró el diario en 1984. Doce años.”

Todo un duelo de titanes con el periodismo como telón de fondo. Apasionante.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo evidente es que el tal Peltzer no traga al Reverte y tiene cuentas con él. Y lo evidente también es que el artículo del Reverte es cojonudo. Y que con la biografía que tiene ese tio, que es real y no inventada y todos vimos parte de ella en la tele, puede decir lo que quiera. Así que, por mi parte, Reverte 10, Peltzer 0. Que jodia es la envidia, hay que ver.

Jack Daniel's dijo...

Anónimo: desconozco si Peltzer tiene o no cuentas con él. A mí, particularmente, Arturo siempre me ha gustado, tanto como periodista como escritor. Pero también es cierto que Peltzer no dice ninguna mentira y no cuenta nada que no se supiera ya de antes. Y también hay que decirlo en honor a la verdad, Arturo últimamente anda un poco endiosadillo, al menos así lo veo yo, que he tenido la ocasión de conocerlo en persona.

Anónimo dijo...

Hombre, Jack. Una cosa será, digo yo, que a tí te parezca el Reverte endiosadillo, y otra es las barbaridades sobre él que suelta el tal Peltzer. A quien nunca vi contando una crónica desde Sarajevo, Croeacia, el Lìbano o todos esos sitios, mientras que del Reverte sí vi muchas, y te aseguro que los muertos y los heridos no eran de atrezzo. Y de que estaba allí jugándosela no hay duda:(http://prombaenr.blogspot.com/2009/04/arturo-perez-reverte-cronica-de-guerra.html)
En cuanto a lo de endiosadillo es cuesión de experiencias. La mía, después de que estuviera hora y media firmando de pie a cuantos estábamos allí,fue fenomenal. Cada uno tiene sus propias experiencias, como digo.

Lamento firmar anónimo, pero hace unos dias que la contraseña Google no me funciona y no sé cómo arreglarlo. Soy Héctor. saludos.

Jack Daniel's dijo...

Héctor: a mí no me parece endiosadillo, todo lo contrario, es un tío muy cercano y muy humano. Digo que en algunas de sus últimas afirmaciones se ha salido de tono. Yo lo considero un gran periodista y una gran escritor, de hecho lo hacía así ya cuando todavía nadie daba un duro por él, incluida la crítica literaria de este país. Arturo ha sido fuertemente atacado durante mucho tiempo por una legión de críticos a lo que seguramente empujaba la envidia por su éxito fulgurante, eso lo sé mejor que nadie, puesto que he tenido la suerte de poder hablarlo con él personalmente. En cuanto a Peltzer, desconozco las razones por las que lo ataca, no creo que tengan que ver con su calidad como escritor y periodista, sino más bien con la forma que tiene cada uno de entender la vida y el periodismo. Yo me limito aquí a dar debida cuenta de la discrepancia, nada más. Ambos me parecen muy dignos de respeto y consideración.
Ah y Arturo ha sido de los pocos escritores, yo diría que el único, que ha leído una novela que tengo escrita desde hace años y se la dio a Juan Cruz por si podía publicarla, aunque no hubo suerte. Fíjate si le tendré aprecio.
Un saludo.