cabecera_tipográfica_trans

01 abril 2009

Redes sociales & periodistas


Indefectiblemente, cuando se intenta hablar de las redes sociales aplicadas a cualquier parcela del conocimiento, también al periodismo, se acaba hablando de privacidad y de los vericuetos legales adyacentes.

Es lo que ocurrió en la mesa “El papel de las Redes Sociales en el nuevo escenario de la comunicación y su utilidad para el profesional de la información” celebrada durante las V Jornadas Nuevas Tecnologías para Nuevos Periodistas celebradas el pasado 21 de marzo en el CEADE de Sevilla y organizadas por la Asociación de Periodistas Digitales de Andalucía (APDA).

La mesa, todo un lujazo, Rosa Jiménez Cano, responsable de participación de El País.es, Ícaro Moyano, responsable de comunicación de Tuenti y Jaime Estévez, director de Agora News. Moderó ese fenómeno del periodismo sevillano que es Juanlu Sánchez, miembro de la APDA.

Se resaltó el relevo de habilidades necesario para hacer buen periodismo en los tiempos que corren y se pronunciaron frases contundentes, como que la blogosfera le había dado la vuelta a Internet, porque los navegantes pasaron de ser consumidores a comunicadores. Las redes sociales han venido a reforzar el espíritu reinante en la red de compartir. Por este motivo, los medios se verán forzados a delegar la distribución de sus contenidos en sus lectores, porque ya hace tiempo que dejaros de ser un kiosco y los nuevos usuarios exigen consumir los contenidos fuera del periódico y, si no, se van a otro lado.

Esto, que no es de demasiada utilidad, por sabido y manoseado, para un periodista que busca hacer su trabajo, al menos contextualiza el entorno en el que se va a mover.

Me alineo más con la metáfora de Rosa de que Internet es una calle más en la que un buen periodista debe aprender a bucear. Es un manantial de fuentes novedosas que ha de saber manejar.

El principal problema puede ser que los medios no se preocupan en saber por qué la gente ya no acude a ellos a contarles las cosas, por qué han dejado de ser imprescindibles. Particularmente pienso que se llevarán toda la vida estrujándose la sesera y todavía no serán capaces de vislumbrar el motivo. Así son de prepotentes.

Sin embargo, las redes sociales pueden ser un manojo de fuentes excelentes a la hora de complementar una buena información en un medio, como explicó Rosa. Todo es cuestión de que sepan buscar y también escuchar.

Creo que una de sus principales valores, sobre todo para aquellos periodistas que trabajan por su cuenta, es la diversidad y facilidad que ofrecen a la hora de distribuir contenidos y establecer conversaciones interesantes que pueden servir de trampolín para la creación de otros nuevos. Y me parece que podría haber seguido por ahí el debate, y de manera interesante, de no haber formado parte de la mesa Ícaro Moyano y no precisamente por su culpa.

Porque claro, estando el máximo responsable de comunicación de Tuenti presente, buena parte del auditorio se decantó por abordar, una vez más y van n veces, el caso de Marta del Castillo y las violaciones a los términos de privacidad de la red social por parte de los medios.

A partir de ese momento, la charla se distendió y dejó un tanto de lado la utilidad que puedan tener para los periodistas este tipo de plataformas. Sin embargo, antes de concluir mi relato, quisiera dejar constancia de una afirmación que allí se vertió con la que no estoy en absoluto de acuerdo.

De alguna manera se dejó caer que los contenidos que están en Tuenti no pueden ser utilizados por los periodistas sin consentimiento de sus propietarios. Y habría que matizar que depende de qué contenidos. Porque en el supuesto de fotografías y vídeos sí es cierto, pero no lo comparto en los mensajes e informaciones en texto que lleguen al periodista de sus “amigos” en la red. Y esto es así por una sencilla razón; la red social, como toda la red en general es conversación y, en este caso, voluntaria, porque si no quieres que le lleguen bastaría con no agregarlo como amigo.

Por lo tanto, un periodista puede utilizar una conversación en la que él intervenga a la hora de elaborar la información, siempre y cuando no infrinja la ley. Así al menos lo entiendo yo, so pena de que opinen lo contrario los doctores en derecho, que los hay.

2 comentarios:

Félix Soria dijo...

Gracias por el fresco de la reunión que has pintado en el blog. Valía la pena leerlo y conocer un poco mejor lo hablado allí.
Saludos.

Jack Daniel's dijo...

félix: me alegro de haber sido útil, la verdad es que, en general, las jornadas han sido del todo provechosas, quizás salvo la mesa de la precariedad en los medios, de la que hablaré en breve.
Un salduo.