cabecera_tipográfica_trans

03 febrero 2009

Los mandamientos interneteros de González-Pons


los blogs no son para los políticos sino para los periodistas o intelectuales porque requieren de una lectura detenida y una atención en horas que el político no puede dedicar

También se ha atrevido a afirmar que en Internet y en las redes sociales es “imposible pescar votos” porque una de las principales características de los usuarios es “su olfato para saber si se les engaña” (piensa el ladrón que todo el mundo es de su condición).

Son los mandamientos de González-Pons, nuevo gurú de la red y del futuro de ésta en la política y en la vida ciudadana en general.

Que le pregunten a Obama, se dice que susurró un plumilla al escuchar sus declaraciones a Onda Madrid.

Vía | Internet política

4 comentarios:

S. Dedalus dijo...

Yo, y creo que Vd. también, discrepo. Las bitácoras están para todo aquel que quiera hacer uso de ellas. Creía que esa premisa estaba clara desde hacía tiempo, pero ya veo que no.

La utilidad que tenga a nivel político es discutible, pero depende mucho de cómo se enfoque. Y lo mismo sucede con el engaño. Además de que hay muchísimos usuarios que lo descubrirían y que hay engaños muy sutiles de los que no se percata ni el más avispado... supongo que no toda la política tiene que fundamentarse en mentiras. Espero.

Jack Daniel's dijo...

S. Dedalus: coincido con Vd., pero este señor parece no enterarse, a pesar de que es responsables de las campañas electorales del PP, y piensa que en Internet no se puede hacer política. Craso error, buena parte de la política que se hace hoy se realiza en la red, con otros códigos, pero en la red siempre.

sinsol dijo...

Siempre lo mismo de los mismos.

Los bitácoras son, por el momento y pese a muchos, Anárquicos y cada una en su casa escribe, dice y publica lo que quiera y los demás que lean a quien les parezca.


lo siento Sr. glez-pons pero sus cadenas intelectuales no sirve.

beso grande para vos, caballero de las letras libres y buenas

Jack Daniel's dijo...

sinsol: a vuestros ilustres pies, siempre.