cabecera_tipográfica_trans

29 enero 2008

La obesidad, el problema de más peso del gobierno británico y de algunos más

El gobierno británico estudia la aplicación de medidas como pagar a los gordos para que adelgacen e instaurar en las escuelas clases de cocina saludable. La obesidad se ha convertido en el principal problema nacional de salud pública, dado que cada vez cuesta más dinero al Sistema Nacional de Salud (NHS) y a las empresas.

Una cuarta parte de la población del Reino Unido es obesa y el porcentaje de niños obesos aumento más del 40% en el período 1995-2004. A este paso, las estadísticas auguran que en el año 2010 el número de gordos alcanzará la cifra de 13 millones.

Ante la alarmante situación, el gobierno va a invertir 500 millones de euros para combatir la obesidad infantil y va a implementar incentivos en los lugares de trabajo, como el pago de dinero o la entrega de trofeos para los que pierdan algunos kilos.

Además pondrá en marcha una campaña publicitaria de 100 millones de euros, que tendrá como objetivo combatir la comida basura e incitar a los británicos sedentarios a caminar y utilizar la bicicleta.

También tiene previsto trabajar con los padres y las escuelas en el sentido de sustituir las grasas y las frituras por comida más saludable, amén de atacar la publicidad que incita al consumo de comida basura.

Los británicos son, después de los americanos, los mayores consumidores de comida rápida del mundo. Una prueba es que el año pasado, los restaurante de la cadena Mc Donald’s recibieron 88 millones de visitas, 10 millones más que el año anterior, lo que supone un incremento de 320.000 clientes diarios.

El problema ha alcanzado tal relevancia en el debate social que el Queen’s Medical Centre (Nottingham) ha propuesto medidas tales como gravar con un impuesto los alimentos con alto contenido de grasas, azúcar y sal, lo que salvaría unas 3.000 vidas anuales.

La unidad de medida

La medida poblacional más útil es el índice de Masa Corporal (IMC), o lo que es lo mismo, el peso en kilogramos por el cuadrado de la talla en metros (kg/m2). Si el IMC es igual a una puntuación de 25, entonces estamos hablando de sobrepeso y si es igual o superior a 30, entonces estamos ante un caso de obesidad.

En el mundo existen en la actualidad 1600 millones de adultos con sobrepeso, 400 millones de adultos obesos y alrededor de 20 millones de niños menores de 5 años con sobrepeso y la tendencia de las cifras no para de ser crecer.




En España, uno de cada dos adultos tiene problemas de sobrepeso, los adultos con sobre peso alcanzan ya el 39%, mientras que el 16% es obeso, y en cuanto a los niños, algo más del 16% tiene problemas de obesidad.



Las principales causas

La causa fundamental de la obesidad y el sobrepeso es un desequilibrio entre el ingreso y el gasto de calorías. El aumento mundial del sobrepeso y la obesidad es atribuible a varios factores, entre los que se encuentran:

  • La modificación mundial de la dieta, con una tendencia al aumento de la ingesta de alimentos hipercalóricos, ricos en grasas y azúcares, pero con escasas vitaminas, minerales y otros micronutrientes.
  • La tendencia a la disminución de la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchos trabajos, a los cambios en los medios de transporte y a la creciente urbanización.

Repercusiones para la salud

El sobrepeso y la obesidad tienen graves consecuencias para la salud. El riesgo aumenta progresivamente a medida que lo hace el IMC. El IMC elevado es un importante factor de riesgo de enfermedades crónicas, tales como:

  • Las enfermedades cardiovasculares (especialmente las cardiopatías y los accidentes vasculares cerebrales), que ya constituyen la principal causa de muerte en todo el mundo, con 17 millones de muertes anuales.
  • La diabetes, que se ha transformado rápidamente en una epidemia mundial. La OMS calcula que las muertes por diabetes aumentarán en todo el mundo en más de un 50% en los próximos 10 años.
  • Las enfermedades del aparato locomotor, y en particular la artrosis.
  • Algunos cánceres, como los de endometrio, mama y colon.

La obesidad infantil se asocia a una mayor probabilidad de muerte prematura y discapacidad en la edad adulta.

Muchos países de ingresos bajos y medios se enfrentan en la actualidad a una doble carga de morbilidad:

  • Siguen teniendo el problema de las enfermedades infecciosas y la subnutrición, pero al mismo tiempo están sufriendo un rápido aumento de los factores de riesgo de las enfermedades crónicas, tales como el sobrepeso y la obesidad, sobre todo en el medio urbano.
  • No es raro que la subnutrición y la obesidad coexistan en un mismo país, una misma comunidad e incluso un mismo hogar.
  • Esta doble carga de morbilidad es causada por una nutrición inadecuada durante el periodo prenatal, la lactancia y la primera infancia, seguida del consumo de alimentos hipercalóricos, ricos en grasas y con escasos micronutrientes, combinada con la falta de actividad física.

Soluciones al alcance de la mano

  • Lograr un equilibrio energético y un peso normal.
  • Reducir la ingesta de calorías procedentes de las grasas y cambiar del consumo de grasas saturadas por el de grasas insaturadas.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, legumbres, granos integrales y frutos secos.
  • Reducir la ingesta de azúcares.
Aumentar la actividad física (al menos 30 minutos de actividad física regular, de intensidad moderada, la mayoría de los días). Para reducir el peso puede ser necesaria una mayor actividad.

La puesta en práctica de estas recomendaciones requiere un compromiso político sostenido y la colaboración de muchos interesados, tanto públicos como privados. Los gobiernos, los asociados internacionales, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado tienen funciones fundamentales que desempeñar en la creación de ambientes sanos y en hacer asequibles y accesibles alternativas dietéticas más saludables. Esto es especialmente importante para los sectores más vulnerables de la sociedad (los pobres y los niños), cuyas opciones con respecto a los alimentos que consumen y a los entornos en los que viven son más limitadas.

Las iniciativas de la industria alimentaria para reducir el tamaño de las raciones y el contenido de grasas, azúcares y sal de los alimentos procesados, incrementar la introducción de alternativas innovadoras, saludables y nutritivas, y reformular las actuales prácticas de mercado podrían acelerar los beneficios sanitarios en todo el mundo.

Sitios con abundante información:

Obesos.org Una página donde todo el mundo tiene cabida

Gordos.com Dietas para adelgazar gratis

Obesidad.net Consejos para una mayor calidad de vida

Dura Gordura Blog de ayuda para las personas con obesidad mórbida.

Obesidadplus.com Una página que ofrece multitud de consejos y trucos sobre el tema.

Intraobes Sitio especializado en el tratamiento de la obesidad

CEMTIO Centros asociados para el tratamiento de la obesidad

Hygea Consulta médica on line 24 horas

Clínica Dam Clínica Privada de Dietética, Nutrición y Endocrinología (Madrid)

Y, sobre todo, ponte siempre en manos de tu especialista.

Fuente:

Organización Mundial de la Salud (OMS)

1 comentario:

sinsol dijo...

Creo que hay países que no tienen este problema.

Que tal un impuesto sobre ciertos alimentos que se podría utilizar para remediar la desnutrición en otros lugares del planeta.

Otro detalle más de la inmensa estupidez humana.

beso